Inadmisible

Kathy Griffin. Los decapitados por terroristas islamistas: Samuel Paty y Simone Barreto Silva

Por Zoé Valdés.

Con toda evidencia las elecciones de Estados Unidos han sido un sonado fraude electoral, o lo que es lo mismo: un atentado a la democracia y un golpe de estado. El escándalo dejará huellas profundas en el sistema democrático y ha herido de muerte a la libertad. Desde ZoePost esperamos que el presidente Donald Trump no se rinda ante tamaña desmesura inconstitucional y que tanto el Partido Republicano y él mismo junto a su equipo investiguen a profundidad lo sucedido y se restaure la decencia y la cordura en el país.

Por otra parte, el nivel de depauperación y de indecencia moral de numerosos artistas de Hollywood y de la televisión norteamericana sobrepasa ya los niveles de odio típicos del comunismo y del fascismo. La actriz cómica Kathy Griffin, que de cómica no tiene más que su malencabada figurada, ha vuelto a retwittear, como mismo hizo al inicio de la presidencia de Trump, su foto sosteniendo la cabeza ensangrentada del presidente de Estados Unidos, en lo que es un evidente acto de odio y de canto y reclamo de sostén al terrorismo.

En momentos en que Francia y el mundo están padeciendo una pandemia terrorista proveniente del partido comunista chino y de las peores olas de terrorismo islámico en iglesias, a pie de calle, y en los lugares más insospechados, este tipo de demostración en las redes sociales no sólo resulta lamentable, es inaceptable, inadmisible, y las personas que se dedican a cometerlas debieran ser enjuiciadas y condenadas con penas considerables por violencia e incitación al odio y al crimen.

Mostrar la cabeza ensangrentada de un presidente tras una aparente decapitación no sólo es burlarse del presidente, es desearle la muerte violenta a la más alta representación del país, y por encima de todo desearla a un ser humano; como también es indignante la burla indirecta, el menosprecio, el ninguneo, y la insensibilidad frente a las víctimas del terrorismo islamista.

Desde las páginas de ZoePost.com condenamos estas manifestaciones de odio y terror proveniente de esta pandilla de indeseables que se han apoderado de las redes sociales y de la comunicación, así como a los dueños de esas redes sociales que las permiten, como es el caso de Jack Dorsey, CEO de Twitter, para este affaire en particular, y a cualquier otro que se vea implicado en ellas.

Zoé Valdés es escritora y artista. Fundadora y Directora general de ZoePost.

2 Comments

  1. Pingback: Inadmisible Kathy Griffin. Por Zoé Valdés en su edito de hoy en ZoePost - La Paseata

  2. Heidys Yepe

    Horrible personaje, detestable.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*