Huelga no significa holgar

Anisley Pérez, Niurka Préstamo, y Yamisderky Pelier, durante su huelga de hambre frente a la ONU, en New York. Cartel propagandístico mostrado en las redes sociales y que fue enviado a este medio.

Por Zoé Valdés.

En el diccionario hay una mínima aunque importante diferencia entre holgar y huelga, remito a los lectores a sus correspondientes significados en los numerosos y diversos diccionarios existentes en este mundo. Cuando digo «remito» es que los envío a los libros, y no a Google, pero no sé si conseguiré que lleguen a lo primero… Holgar significa descansar, reposar, vaguear, descuidarse, sestear, dormitar, tumbarse, distraerse, divertirse, entretenerse, disfrutar, solazarse, alegrarse, felicitarse, celebrar… Huelga significa paro, interrupción, detención, inactividad, cese, reivindicación… En ese paro, en esa detención, podría irse la vida de quien decide ponerse definitivamente en el peligro que significa una huelga de hambre y sed. Sucedió en Cuba con Pedro Luis Boitel y con Orlando Zapata Tamayo, mis más profundos respetos para ellos.

Siempre he manifestado y seguiré manifestando exclusivamente a través de mi opinión, lo que es un derecho, que no estoy de acuerdo con las huelgas de hambre. La libertad de Cuba necesita de personas fuertes y sanas para luchar por ella. Por otro lado, las huelgas de hambre se hacen hasta el final, hasta la muerte, o no se hacen; eso lo sabía el agropecuario venezolano Franklin Brito cuando llevó una huelga de hambre y sed hasta sus últimas consecuencias, también mis respetos para él… Pero mis respetos de poco sirven. Mis respetos no le devolverán la vida ni a Boitel, ni a Zapata Tamayo, ni a Brito, y tampoco traerán la libertad, ni se reivindicará nada como no sea el espectáculo. Lo único que ha imperado por encima de actos aislados y contados es el olvido, cuando no el aprovechamiento por parte de otros. Olvido en el que han sumido sobre todo al tercero de estos huelguistas.

Habrán visto que ZoePost no publicó nada hasta hoy sobre las tres mujeres cubanas que decidieron hacer una huelga de hambre frente a la ONU; en primer lugar porque nunca nadie nos contactó, ni siquiera los que organizaron esa huelga, incluso si fueron personas cuya acción dependió en el pasado única y favorecidamente de este medio.

Sin embargo, ZoePost y yo personalmente, pedimos a otra persona cuyo trabajo depende del periodismo, y que vive en Nueva York, que fuera a entrevistarlas de parte de nuestro medio. La persona trabaja, como todos los que hacemos ZoePost, y demoró unos días en ir debido a su enorme carga de trabajo. Iba a hacerlo esta semana, pero 8 días después de iniciada la huelga, la misma se ha interrumpido, según declararon las huelguistas, como consecuencia de su frágil estado de salud. Contactamos a otra persona, pero esta segunda opción se vio anulada, pues la persona contactada ya no vive en esa ciudad y tampoco se mostró interesado por el tema, según subrayó.

En el día de hoy (una semana y un día más tarde), las huelguistas han manifestado que cesaron la huelga por razones de salud, lo que ya comenté, y añadieron que dedicarán su empeño en hacer política en Miami, y en hablar por el pueblo cubano.

Un cuarto huelguista queda en la estacada, es español. Ellas se retiran, pero él no. No conozco cómo se sumó esta persona a la huelga. Anisley Pérez ha explicado mediante un vídeo que ellas no son responsables de lo que diga el ciudadano español y que separan su causa de la de él -lo que es su derecho-, que la causa de ellas es la del pueblo cubano, y que ellas hablarán por el pueblo cubano. Siento decir, con todo el respeto que merecen, que nadie puede hablar por el pueblo cubano. Hablar por el pueblo es cosa de dictadores y tiranos. El pueblo cubano ha hablado mediante la acción en numerosas ocasiones, la última vez fue el 11 de julio y los días que le siguieron; personalmente creo que ese pueblo habló claro y alto y sin dejar dudas de ningún tipo, a mi juicio cualquier añadido sobra. Por supuesto, cada cual está en su derecho de exponer lo que piensa.

Por desdicha nuestro corresponsal llegó ¿tarde? a una huelga que se anunció hasta sus últimas consecuencias y que duró 8 días, pero sabido es que en este periódico se trabaja con la verificación de la información y no mediante control remoto y a lo corre-vuela-ve-y-dile. Nadie nos paga, por lo que debemos trabajar aparte cada uno por su lado y quitarnos horas de sueño y de descanso familiar para realizar este esfuerzo. Tampoco nadie nos mantiene, ni siquiera los tan anhelados Grants, que nosotros no deseamos por el momento. Los Grants no son menospreciados por este equipo, pero sí consideramos que se han convertido en un relajo y en un desatino que poco tienen que ver con la libertad de Cuba. Entonces, retomando el tema de la huelga, desde lejos siempre es bueno y razonable verificar las noticias e informaciones in situ, eso es lo que consideramos periodismo. Lo otro es show.

En este periódico apoyamos todas las acciones en favor de la libertad de Cuba, aunque no estemos de acuerdo con la forma y metodología empleadas. Pero insisto, en este periódico el show no cuenta ni contará jamás, y mucho menos los beneficios que se agregan temporalmente con esos shows a los que desde la distancia adoran poner en peligro la vida de los demás, sin arriesgar la suya sólo pensando en la rentabilidad y en su provecho individual. En este periódico tampoco tendrán cabida jamás los actos sectarios y manipuladores.

Mis respetos personales para Anisley Pérez, Niurka Préstamo, y Yamisderky Pelier. Les deseo suerte en su empeño de iniciar una nueva vía de lucha por la libertad de Cuba, porque esa suerte es la de todos nosotros, de todos los cubanos, y de Cuba. Porque las voces deben ser las de todos sin que nadie hable más que en dirección a la libertad, que es lo primero. «Cuba primero, Cuba después, Cuba siempre«, en recordatorio de nuestro querido amigo, el periodista Agustín Tamargo.

Zoé Valdés es escritora y artista. Fundadora y Directora general de ZoePost y Libertad Prensa Found. Fundadora del MRLM.

One Comment

  1. Pingback: Huelga no significa holgar – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*