Cultura/Educación

Había una vez Cuba: Inauguración del Hotel Havana Riviera (1957)

Por Zoé Valdés.

Miriam Gómez me ha enviado en esta hermosa mañana de domingo un vídeo que a su vez le enviaron León y Rosa Carmina de cuando Cuba existía en el mundo para enriquecerlo de arte y alegría. Se trata de la emisión que la televisión difundió para Cuba y para el mundo desde la inauguración del Hotel Havana Riviera, en 1957. En ese año Cuba era el tercer país más importante desde el punto de vista económico de la región, sólo por debajo de Argentina y Venezuela. Vean, disfruten, de lo que fue Cuba.

Me dirán que sí, pero que la mafia y tal… Dos años más tarde otra mafia muy distinta y más ponzoñosa y sanguinaria se apoderaría del país, de la libertad de los cubanos, y de esos sitios que no construyeron y los que todavía hoy explotan en nombre de un pueblo que no tiene derecho a nada, como no sea a llorar y a empobrecerse mientras ellos se enriquecen, y eso nada tiene que ver con los derechos humanos; me refiero, por supuesto, a la mafia de los Castro, que hasta se atrevieron a robarle a los mafiosos de Meyer Lansky, y ahí están todavía vivitos y coleando. Todo un éxito del horror y del espanto contra la belleza y la prosperidad, desde luego, con la ayuda de ese pueblo, que apoyó y cavó su propia tumba. Cuba, sin ellos, sin esa mafia, sería otro país, otra isla, y no la deshumanizada y triste de la actualidad. Cuba sería ella misma, vibrante en su belleza y su anhelo de crecimiento y libertades.

Habría justo que añadir, que con el dinero cubano, y de Meyer Lansky, que pidió ese dinero prestado a los Casinos cubanos al llegar a Cuba, se estabilizó la paz en el Israel de Golda Meir.

Pero ¿ven lo que era Cuba y en lo que la convirtieron? Pues ahora se están dando a la tarea de destruir Miami, construida por los mismos que ellos despojaron de todo, y que debieron huir a Miami para empezar de cero, y que ya están desmondingando. Porque son así, son vampiros comunistas que todo lo destrozan y todo lo exprimen para vivir ellos y que los demás se fastidien.

Disfruten de lo que Cuba fue con esa maravillosa inauguración de uno de los hoteles que todavía hoy hace escuela en la arquitectura mundial, el Hotel Havana Riviera.

Zoé Valdés.

5 Comments

  1. Maria Elena Valle Perez

    Solo nosotros los más viejos sabemos lo que perdimos. Yo era una niña y lo recuerdo como un tesoro en mi memoria. Aún sueno que estoy caminando con mi abuela tan bella y elegante entre las columnas de los edificios de la Habana comprando telas para que una costurera nos hiciera baticas gemelas a mi y a mi tía y buscando zapaticos de charol.

  2. león Alazraki

    Se puede decir más alto, pero no más claro, querida Zoé!
    “El que por su gusto muere, ya se sabe…” “Fidel, esta es tu casa”, pues se lo tomó al pié de la letra.
    Los únicos que siguen apoyando ese infierno ruinoso, son casualmente los comunistas que viven en países capitalistas donde los mercados tienen comida, las farmacias medicinas, y las tiendas lo que se pueda necesitar. También la democracia que utilizan para enriquecerse como solo sabe hacer la izquierda corrupta y resentida, dejando sus convicciones en el pisito de Vallecas que no combinan con la decoración del chalet de Galapagar. Ni con la americana (blazer) comprada en Zara, según ellos, fabricada con mano de obra esclava, ni con las Coca Colas producidas desde el Imperialismo y que se beben en el la cafetería del Congreso. Tan lerdos como inconsistentes.
    El otro día en las noticias, sale un fracasado líder comunista a quien Isabel Díaz Ayuso quitó de en medio con un poster del sátrapa del Caribe a sus espaldas. Sabrá el que recita a Tristán Tzara que ese mismo individuo (Fidel) decretó tres días de luto nacional en Cuba cuando murió el Generalísimo,don Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España por la gracia de Dios y vencedor de la guerra civil?
    Aunque les siga doliendo, y dicho a la mexicana, ardiendo.
    Pues eso, a pasar hambre a Cuba y Venezuela, que el ser feliz, vivir en libertad y con las necesidades satisfechas debe ser cosa de masoquistas.
    León Alazraki

  3. león Alazraki

    Y lo de la “derechita cobarde” parece que se contagia.
    A ver si en Miami se ponen listos. Que toda esa gentuza se les están colando desde hace años.
    Una vergüenza.

  4. león Alazraki

    Imposible moderarse con esa escoria comunista.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*