Cultura/Educación

Eros y política. Entrevista con Juan Abreu.

Juan Abreu

Por Zoé Valdés.

Esta es una entrevista irreverente como sólo la merece Juan Abreu, un autor que se distingue por su permanente irreverencia. Juan Abreu es una de esas figuras incalculables. Escurridizo entre Eros y Tanatos inspira desesperadas ganas de amarle y a veces de matarle, no hay un libro de Juan Abreu que desencante, lo que me hace perdonarle ciertos deslices políticos para mi gusto cometidos quizás con deseos a veces de agradar a no sé quién, es su secreto, y los secretos en él rozan el grado de misterios. ‘Eros y política’ nace de su blog Emanaciones, y Emanaciones tal como su título lo indica emana de una obra consistente que empezó a escribirse “debajo de la mesa” y ha ido alzándose a ese escritorio que Jean Genet (1910-1986) pensaba que se debía situar en la Silla Turca.

Zoé Valdés: Veo que ya tu pito te ha entrevistado, ¿para que aceptes una entrevista hay que estar a su altura?

Juan Abreu: En lo absoluto. Mi pito es el peor entrevistador, egocéntrico, irrespetuoso, interrumpe y corrige constantemente al entrevistado. Es un desastre como entrevistador. Pero como es mi pito, a veces no tengo otro remedio que ceder y dejar que me entreviste. En privado puede ser muy simpático, pero bajo el foco mediático le entran delirios de grandeza. Es algo que le pasa a mucha gente. Por otra parte, gracias por tu amable introducción y por tu perdón por mis deslices políticos. Es un gran alivio.

Zoé Valdés: ¿Las mujeres de derechas lo hacemos mejor?

Juan Abreu: No necesariamente. Hay de todo. Por otro lado, no hay que olvidar o menospreciar el elemento vengativo y hasta vejatorio que puede tener el sexo. Siempre he soñado con follarme, por ejemplo, una oficial del ejército chino de completo uniforme, o una rusa tetona del konsomol, sería más que follar eso está claro, sería sobre todo darle por el culo a Mao a Lenin o a Putin.

Zoé Valdés: Seguro responderás lo otro, pero me refería a leer… ¿qué lees ahora?

Juan Abreu: Leo varios libros al mismo tiempo, como de costumbre, pero digamos que, principalmente, releo a Gombrowicz, lo había leído hace muchos años, en mi primera juventud, pero su relectura ha constituido un total descubrimiento. Ferdidurke está entre las más grandes novelas del siglo XX. Sus diarios son una obra maestra absoluta. Lo sitúo junto a Léautaud y Bernhart, mis autores de cabecera.

Zoé Valdés: Todo lo que tú digas, pero Eros y política es un libro sumamente ‘feministo’ y ‘machiste’, ¿no es contradictorio?

Juan Abreu: No sé lo que quiere decir “feministo” y “machiste”, francamente. El único alineamiento ideológico o de género que pudiera haber en Eros y política es el que se desprenda de mi desprecio por la izquierda y por sus nuevas religiones: lo políticamente correcto, las políticas feministas, de género, trans (o mutantes) y chochocráticas.

Zoé Valdés: ¿Sabías que Tania Bruguera, a la que le tiraste un piropo, lo que no le habrá agradado, dijiste algo así como “qué mujer” se negó a que un hombre moderara una conferencia entre mujeres? ¿Te ponen las feministes lesbianotas que quieren liberar a Cuba con más socialismo soroísta, de Soros y de tías camioneras? Creo que por ponerte te ponen todas, da igual…

Juan Abreu: Tengo por norma no opinar de los disidentes, opositores o como se llamen dentro de Cuba. No me siento cómodo haciéndolo. Lo de Cuba me interesa cada vez menos. No creo que aquello tenga remedio. Cuba nunca volverá a ser una democracia, la razón es muy simple: la isla está llena de cubanos. Bueno, tal vez sí, pero han de pasar muchas generaciones, cien años más como mínimo. Al margen de esto, la señora Bruguera mandó un mensaje grabado a la Cumbre de Ginebra que me pareció intachable y valiente. Suscribo esa grabación. Por otro lado, los gustos sexuales de la señora Bruguera no me interesan.

Zoé Valdés: Lo de no opinar de los disidentes te lo he leído en otras ocasiones, creo que es un error, estás en tu derecho, pero pienso que vivir dentro de Cuba y recibir Grants para convertirse en disidentes no los hace mejores que nadie y mucho menos intocables. El mensaje grabado que envió la señora Bruguera a la ONU -ese antro a donde si tú o yo quisiéramos enviar un mensaje ni siquiera nos lo permitirían- ocurrió después de haber dado una entrevista a la Fundación Rockefeller donde trataba de “presidente” a Miguel Díaz-Canel, se dirigía a él casi de rodillas y en nombre de los cubanos (menos en el mío) pidiéndole de ‘polfavol’ no sé qué… A mi mucho menos me interesan los gustos sexuales de Bruguera ni de nadie, no llevo un blog como tú obsesionada con eso, pero siendo ella un personaje político y habiendo impuesto su sexualidad por encima de la buena disposición de un hombre de moderar unas intervenciones de mujeres pues me pareció curioso, además; al fin y al cabo, bastante de eso también hay en tu libro, sexualidad no es inseparable de Eros. Tú libro no es sólo humor, aunque te empeñes, es impertinencia y reflexión, poesía por encima de la hediondez de la política… ¿has imaginado a cómo huelen las tetas de alguna de esas políticas que describes?

Juan Abreu: Agradezco tan generosa definición. Es cierto que ‘Eros y política’ está lejos de ser sólo humor. Y en cuanto a los olores no sabría que decirte. Tendría que pegar la nariz a las tetas en cuestión, llevar a cabo una inspección sobre el terreno, como se dice. Por otro lado, ya que insistes en el tema Bruguera, reafirmo que el mensaje de la señora Bruguera me pareció formidable. También he visto la entrevista que mencionas y me parece bien. Lo que pide Bruguera es razonable. Yo no creo que se logre nada hablando con Díaz-Canel o cualquier otro figurón del castrismo, pero, si alguien cree lo contrario ¿a quién le va a pedir cambios, democratización, con quién va a hablar, con el Pato Donald?

Zoé Valdés: ¿Y el culete de Marlaska, a qué apestará?

Juan Abreu: Eso lo tengo claro, debe apestar a asesino de ETA

Zoé Valdés: De entre todos esos políticos viñetados por su erotismo ¿a cuál de ellos te templarías primero y con ganas?

Juan Abreu: Eso sería muy difícil de precisar. Depende de cómo me levantara ese día. Ahora que me ha alcanzado la vejez ya mis ganas de follar no son lo que eran.

Zoé Valdés: La nariz de Yolanda Díaz en la viñeta dibujada te ha quedado embellecida, ¿idealizas a las mujeres?

Juan Abreu: Yo no hice las viñetas. Son obra de un artista que prefiere permanecer en el anonimato. Es muy tímido. Su trabajo ha sido formidable y sin los dibujos el libro no sería lo mismo. Sería mucho menos. Los textos y las ilustraciones se complementan a la perfección. Estoy muy contento con el resultado.

Zoé Valdés: ¿Además de divertirte y de divertirnos, ¿qué deseas que hagan los políticos con tu libro, si lo leyeran?

Juan Abreu: Que se rían unos de otros y de ellos mismos, es un ejercicio que les vendría muy bien, en general se toman muy en serio; reírse de uno mismo es muy saludable, si los políticos españoles lo hicieran España sería un país mejor. También me gustaría que cuando haga una presentación en Madrid acudieran esos políticos, algunos al menos, y me dieran su opinión sobre el libro. Y nos riéramos juntos.

Zoé Valdés: Sé sincero, y no se vale elegir a las dos, ¿Michele Obama o Melania Trump?

Juan Abreu: Melania sin duda. He escrito sobre su belleza y su enorme atractivo físico. Pero. Ya sabes cómo soy. Michelle tiene algo de potranca carnalmente encabritada que me atrae. Lo ideal sería montar un trío.

Zoé Valdés: He leído hoy que ‘Debajo de la mesa’ tendrá segunda y tercera parte. Gran noticia para tus lectores…

Juan Abreu: Sí. Me lo he propuesto. La literatura de ficción me interesa cada día menos. En consecuencia, continuar con las memorias parece el camino natural a seguir

Zoé Valdés: Muchas gracias, Juan.

Juan Abreu. Entrevista con su pito.

Juan Abreu es escritor y artista, autor de numerosos libros y del blog Emanaciones.com.

Zoé Valdés escritora y artista. Fundadora y directora general de ZoePost, Libertad Prensa Foundation y del Movimiento Republicano Libertario Martiano (movimientomartiano.com).

 

5 Comments

  1. Félix Antonio R.G

    La vejez es muy triste… y el equilibrismo también…

  2. Heidys Yepe

    Gracias por la entrevista Zoé. Disfruté muchísimo el libro.

  3. Pingback: Eros y política. Entrevista con Juan Abreu. – – Zoé Valdés

  4. Muy buena. Una entrevista de pura chispa. Me gustan ambos!

  5. Zoé VALDES

    Muchas gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*