El Torquigener Albomaculosus, los aseres tóxicos y los ñametuber

 

Por Félix Antonio Rojas.

 

En los bancos de arena del mar de Japón habita el Torquigener unos de los artistas más grande del reino animal. Con solo 12 cm y casi invisible por su capacidad de camuflaje, crea sobre el fondo marítimo mandalas mágicas para la nueva vida. El Albomaculosus invierte 200 horas para terminar su obra maestra. Los dibujos acuáticos además de tener una conexión cósmica, son rituales de cortejos de apareamiento con una precisión matemática en cálculos angulares y en su simetría milimétrica casi imposibles. Con sus aletas va arando líneas y ondulaciones que dan forma al magistral diseño. Luego finalizado, coloca pequeños caracoles en los bordes de su construcción, con el fin de que la hembra pez globo, se sienta atraída por el dibujo que descubre desde la distancia. Las estructuras con más crestas son seleccionadas por encima de las estructuras simples. Una vez que la hembra elija el diseño más sofisticado pasará a poner los huevos en el centro, donde el macho los fecundará a continuación. De esta manera la obra artística del Torquigener no solo sirve para atraer a la hembra, sino también para la protección de los huevos de las poderosas corrientes, que durante 6 días serán protegidos por el pez artista. Una vez que esto sucede, las corrientes marítimas van destruyendo la pieza de arte. El Albomaculosus no intentará restaurar su obra, ni la reconstruirá en el mismo lugar, se irá a otra zona del mar de Japón y pasado un tiempo comenzará otro nuevo ritual romántico, una nueva mandala mística surgirá, otorgándole al Torquigener el titulo de maestro de las artes plásticas del reino animal.

Después de María Cristina me quiere gobernar y que Porno para Ricardo sacara el tema El Comandante, dentro de Cuba y con La Bestia aún viva, la canción protesta y contestaría ya no tuvo sentido para el futuro. Todo se dijo en ese texto escrito por Ciro y Gorki que resumía la mierda desbordante de la tiranía castrista, sin metáforas, alegorías e imágenes, directo a la yugular del régimen y a la boca asquerosa de Fidel. Ausente de frases floridas y poéticamente incorrecto como un texto punk, el “no coma tanta pinga coma andante”, marcó un antes y un después, en la cultura contestataria cubana para siempre. Todo lo que posteriormente salió del arte nacional no tuvo sentido, era como rebajar el discurso brutal y frontal de los punkis Pornos.

Porno para Ricardo

Ahora los nuevos aseres ‘altistas’, atenúan el discurso, y dan rienda suelta al jineterismo cultural, hasta invitan a personajes que en el inmetible concierto de Juanes en La Habana, en una entrevista realizada por el periodista Jordi Évole con uno de los Orishas, el asere, dijo sentirse emocionado y feliz por haberle estrechado la mano a La Bestia, mientras se golpeaba el pecho cuando mencionaba la palabra diabólica Fidel, y decía que es un sentimiento profundo lo que siento por él… Los aseres tóxicos no son de fiar, anteriormente en los calabozos por broncas antes de aparearse con su grupo tribal y ahora dando lecciones de oposición con una cancioncilla que me imagino sea igual que “Miami me lo confirmó”, con ritmos primitivos, fuera de talla, griticos simiescos, muchas obviedades y aprovechando el boom de Black Lives Matter, que en la actualidad el negro vende muy bien, igual que el tortillerismo y la mariconera de Hollywood… cantado por los nuevos ñametuber los cabrones de la cuadra, que inventan envío de contenedores que luego desaparecen por arte de magia ante los ojos de los mongofieras que los llenaron por nostalgia. Bicicletadas sudorosas bajo el fucking sol en una zona pantanosa, caravanas de autos que contaminan aún más la ciudad. Son como los nuevos trompos y tiovivos de la patria, giran en círculo en el mismo barrio, dan vueltas y vueltas en una espiral que los devuelve al lugar de donde salieron. Van a coger un mareo que ni los adictos a los antidepresivos, ni los adolescentes que consumen GHB.

La solución para el artistage en Cuba pasa porque el Torquigener Albomaculosus tome la nacionalidad cubana y llene los fondos marinos de la Isla con mandalas conmovedoras que representen la evolución del cosmos en la sociedad cubana y desde su diseño concéntrico conduzca al asere tóxico a un nuevo universo fractal con la unidad, la armonía en los elementos visuales y así pueda alcanzar un estado meditativo y espiritual, lejos de la brujería , el qué bola mi consorte y el reguetón.

 

Félix Antonio Rojas es friki freelancer.

6 Comments

  1. Maria E. Enriquez

    Muy bueno 👏🏻👏🏻👏🏻

  2. Félix Antonio Rojas G

    Gracias María É… por tus palabras y tu lectura…

  3. Félix Antonio Rojas G

    Gracias María E., por tus palabras y tu lectura…

  4. Pingback: El Torquigener Albomaculosus, los aseres tóxicos y los ñametuber – – Zoé Valdés

  5. Luis Antonio Mac-Beath. LUANT.

    Fantástico Félix, es una verdad tan bien escrita que parece una radiografía del caimán. Abrazos.

Leave a Comment