El terror de la prensa hispana frente a Biden

Jorge Ramos y Joe Biden (Twitter)

Por Zoé Valdés.

Durante cuatro años la ultraizquierda mundial no ha dejado vivir en paz ni un segundo al presidente Donald Trump. Sin embargo, por el contrario, se derrite hipnotizada frente al candidato demócrata Joe Biden. Mientras que a Trump y a Melania los han zarandeado a su antojo, de este señor ex vicepresidente de Barack Obama (el peor presidente de Estados Unidos con ventaja y alevosía) no dicen ni mu. El amedrentamiento, o quién sabe qué, es tal que, como mínimo, avergüenza e indigna.

Escándalos de corrupción en los que se han visto involucrados él y su hijo pasados por alto, acusaciones de violaciones por al menos dos mujeres absolutamente borradas, no existen ni rémoras. Insultantes e insoportables tocamientos y sobajes a niñas y niños, a mujeres, obviados sin miramientos. La prensa hispana calla con una complicidad imperdonable.

Estos comportamientos canallescos exacerban la ira del ciudadano norteamericano de a pie. Estos silencios cómplices no hacen más que poner en guardia a la América profunda, a la masa silenciosa, alertándola, airándola, abriéndole los ojos acerca de los engaños que los demócratas están perpetrando en contra de Estados Unidos y de lo que se avecinaría en caso de que Biden fuera el candidato vencedor.

No ha habido gesto más vergonzoso y demagógico que esa rendición humillante de hincar rodilla en tierra de Joe Biden, de manera cobarde, frente a los que odian el país que el mismo Biden pretende gobernar.

Joe Biden no ama a Estados Unidos. Lo único que ansía Joe Biden es el poder presidencial con un objetivo muy preciso: destruir el sistema que ha hecho de América la gran potencia mundial que es.

La prensa no lo ve porque no quiere verlo, y calla porque se ha vendido al socialismo y al izquierdismo. Al cuarto poder no le queda más que el raterismo de a porfía, se ha arrodillado igual que el durmiente al que apoyan ya sin ningún disimulo ante la crueldad comunista de Antifa y Black Lives Matter.

Sea o no presidente Joe Biden -esperemos que no- la prensa seguirá tirándole una toalla playera a las atrocidades de la izquierda. Es hora que los independientes de la información se organicen y se junten radicalmente en contra de este nacionalsocialismo marxista al peor estilo castro-chavista. Pero, de los venezolanos y cubanos simpatizantes de Biden escribiré otro día.

Zoé Valdés es escritora y artista, Fundadora y Directora General de ZoePost.

 

5 Comments

  1. Congrats Zoé ! Le diste al ñanguerismo, perdón, al clavo en la misma cabeza.
    Bendiciones 🙏

  2. Congrats Zoé ! Le diste al ñanguerismo, perdón, al clavo enan cabeza misma.
    Bendiciones 🙏

  3. Carmen Somoza

    Es increíble lo que está pasando!!

  4. Alfredo Gomez Llorens

    Estimada señora Zoe Valdes.
    Me parece magnífico su periodico digital y la felicito por esta idea.
    En referencia a la prensa hispana en los Estados Unidos, esta responde a una clara agenda que es mantener y ampliar un mercado cautivo de hispanos ignorantes por medio de la victimización y el reclamo de derechos inexistentes, que los lleva a enajenarse de la cultura norteamericana y seguir consumiendo el producto podrido qe ellos ofrecen, por tanto coinciden con la agenda del Partido Demócrata que les garantizaría un flujo imparable de siervos para su plantación ideológica
    Las caras más visibles de esta sucia agenda son el que dice ser periodista, Sr Jorge Ramos de UNIVISION (de origen mexicano), que es un individuo despreciado por mentiroso, arrogante, y manipulador, por lo menos por una gran parte de la comunidad hispana de Miami, el otro es el Sr Jose Diaz-Balart (hijo de el difunto Rafael Diaz-Balart) de la empresa Telemundo, igualmente despreciable por mentiroso. Los dos muy bien pagados como plumíferos mercenarios, no como periodistas por que no lo son. Esos dos señores- entre otros- y esas dos empresas, le han han hecho un daño incalculable a la comunidad hispana de los Estados Unidos mintiendo y manipulando información de manera consciente para envenenar a una audiencia que ellos mismo desprecian e irrespetan. Yo hace mucho tiempo que no escuchos esas emisoras, y cada vez más hispano lo hacen, pero ellos consideran que son más los infelices que se incorporan a su audiencia a través de la entrada por la frontera, que los que finalmente se les escapan de su plantación de esclavitud ideológica y se dan cuenta de la ruindad a que los han tenido sometidos.
    Como usted está lejos en Paris, quizas no pueda apreciar la magnitud asqueante del servilismo de estos señores especialmente de Ramos, ante los jerifaltes del Partido Demócrata.
    Una vez más, la felicito por su periódico, mi más profundo respeto para una cubana que se ha grabado con su propio esfuerzo un nombre en las Letras de Cuba y del mundo, y le auguro mucho éxito rompiendo el monopolio de los gigantes de la información que se encuentran al servicio del globalismo mundial y de las causas más oscuras que han existido desde la Inquisición Medieval

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*