El  Partido Republicano comete suicidio político al afirmar que NO respaldará a Trump si decide postularse nuevamente.

Por Carlos Carballido.

 

En un sistema electoral como el norteamericano, el peor error que se puede cometer en política es dar la espalda a su base de votantes y es precisamente lo que está haciendo el Partido Republicano antes, durante y después de las recientes elecciones.

 

El Comité Nacional Republicano (RNC, por sus siglas en inglés) anunció que no respaldará al ex presidente Trump si elige postularse nuevamente para el cargo en 2024 y, en cambio, permanecerá neutral.

 

Ronna McDaniel, presidenta del RNC, indicó que el partido tiene que mantenerse neutral por principio. Sin embargo, McDaniel olvida que las encuestas indican que el 90 por ciento de los republicanos afiliados volverían a votar por Trump si decide correr nuevamente, así que negarle el respaldo sería definitivamente un acto suicida para la propia organización política que ella dirige.

 

El Partido Republicano está teniendo un serio problema con su base debido a la inacción mostrada durante las irregularidades de las últimas elecciones en las cuales dejó solo al presidente en sus denuncias y, en la mayoría, de los casos igualmente respaldó a los medios de prensa que desestimaron y ridiculizaron los esfuerzos del equipo legal para revertir los resultados.

 

Aunque un vocero de Trump dejó claro que la posición del exmandatario es ayudar a los republicanos a ganar el congreso y el senado, el Partido, en cambio sigue dándole la espalda porque sencillamente son parte del estado profundo y del pantano que dirige a EEUU desde Washington.

 

El nivel de descontento en el electorado es tan elevado que si en este minuto Trump anunciara un nuevo partido o corriera contra cualquier candidato republicano, con toda seguridad ganaría por amplísimo margen. La base republicana parece que no perdonará la falta de valentía y fidelidad que el Establishment ha mantenido con el presidente saliente.

 

Trump más que un político es un movimiento nacionalista que basa su plataforma en recuperar la grandeza que los americanos desean como símbolos globales de libertades y prosperidad. El RNC por su parte, no quiere verlo así y continúa un juego perverso, peligroso y cobarde que desprecia lo que su membresía está pidiendo a gritos pero que apunta a que tendrá graves consecuencias en las elecciones de medio término y en las presidenciales si deciden quitarle el apoyo a Trump. El llamado Partido del Elefante está demostrando una memoria muy corta y limitada porque gracias al magnate, sus filas fueron colmadas por minorías como negros y latinos además de recibir una dosis femenina de membresía sin precedentes. Desde la época del presidente Ronald Reagan no se veía un entusiasmo político tan manifiesto para esa corriente política.

 

Lo que no acaba de comprender el RNC es que su contraparte demócrata se ha vuelto un partido militante y solidario sea cuál sea su agenda. Disciplinadamente aceptan, incluso, declinar una candidatura que puede ser más popular que la que finalmente deciden como fue el caso de Bernie Sanders por dos ocasiones. Este tipo de conducta, digamos militante y extremadamente fiel, ha sido la clave del éxito en esa militancia política y las que les ha permitido gobernar, incluso, por encima de la Constitución.

 

Aunque el Partido Republicano quiere dar muestras de decencia y pregona que debemos votar por la plataforna y no por el político, al final ese discurso termina siendo una vulgar muestra de hipocresía y traición. Lo evidenciaron durante los 4 años de Presidencia trumpista. Igualmente lo reiteraron durante las elecciones del 2016 cuando tardaron en aceptar a Trump como ganador y mantuvieron a candidatos moribundos tratando de socavar lo que ya era un movimiento nacional demasiado pujante. Luego, en plenas elecciones del 2020, fueron tan miserables que aprovecharon la popularidad de Trump para apoyar a congresistas y senadores, muchos estrenados en política, hasta que, alcanzada la meta, callaron nuevamente como cobardes dejando al presidente prácticamente solo en una batalla para salvar a la República. El silencio y la inacción fue ese Caballo de Troya que, al final, favoreció la victoria demócrata.

 

El descontento de la base Repúblicana no tiene precedentes en la historia de ese partido. Incluso, según la encuestadora Rasmussen, el 53 por ciento de la base estaría dispuesto a irse a un partido si Trump lo registrase.

 

Aunque el expresidente no lo ha afirmado, parece que no es su intención porque prefiere apoyar al RNC para ganar ambas cámaras en el 2022. La pregunta sería, ¿vale la pena? Nadie sabe. La realidad está ofreciendo síntomas de que el abandono de las filas será aplastante en bastiones conservadores cómo Florida y Texas. En Miami Dade, por ejemplo, un día después de la juramentación de Biden más de mil Republicanos abandonaron el Partido para declararse Independiententes. La tendencia en estas deserciones será numéricamente fatal dentro de 2 años cuando se lleven a cabo las elecciones de medio término.

 

Mucho se propagandiza la necesidad de votar Rojo sin importar al candidato, pero esta especie de propaganda barata es hoy un verdadero lastre que ha permitido y permite la inundación de RINOS (Republican In Name Only) en el partido de los patriotas y conservadores. Recordemos que ese fue el escenario en el 2016 cuando se ganó Congreso y Senado y Trump prácticamente no pudo llevar a cabo ninguna de sus promesas precisamente porque los republicanos, con amplia mayoría, prefirieron votar a favor de la histeria Demócrata.

 

De algún modo el RNC necesita de un escarmiento. La tesis de votar Republicano ha llevado al Congreso y al Senado a verdaderos cobardes y traidores que votan con los Demócratas, a pesar de que representan distritos abiertamente Pro Trump. Seguir este juego será peor que hacer un nuevo partido que unos 70 millones de Americanos están esperando y al cual se unirán de un plumazo.

 

Si Trump no quiere hacerlo es una decisión que habrá que respetar, pero definitivamente que no espere ningún tipo de indulgencia o solidaridad. A los traidores no se les puede creer. Mucho menos ayudarles. Desestimar la idea de un nuevo partido patriota y por la República, basado en la Ley y el Orden, la libertad y la prosperidad, sería mutilar la única oportunidad que nos quedaría para drenar ese pantano que al final se llenó muchísimo más de lodo que el que ya conocíamos en 2016. Al final, Trump volvería a ser ese caballero ingenuo y que dejó pasar oportunidades doradas durante su mandato mientras que la Republica se enterraría muchísimo más bajo que lo que ya está.

 

Carlos Carballido es periodista y Vicedirector de ZoePost.

 

 

 

4 Comments

  1. Ni mas ni menos, pero al final creo que si formarà el partido pero no serà el a postularse vista la edad mas bien se sabe que estan preparando dos de sus hijos mas un periodista de raza conservador para que sean presidenciables , la rabia y el descontento es mucho pero lo mejor es que los americanos mas de los 70 millones han abierto los ojos y estan dejando el partido Dem. , lo que si hay que drenar a los republicanos in primis Marco Rubio y otros traidores RINO. Que Dios nos ayude!!

  2. Prioridad número uno para el partido republicano debe ser elecciones sin FRAUDE. El partido republicano no se da cuenta que hasta que no se repare el sistema electoral bochornoso y bananero que utilizaron en la elección presidencial noviembre 3 de 2020 no van a ganar una elección jamás ? Y ahora que los demócratas, que tienen control de ambas cámaras, se inventan HR 1 propuesta ridícula con el cuento de que todo el que quiera votar y la excusa de “ voter suppression “ sin identificación, sin verificar firmas, por correo, registro de votación en el mismo día de votar, ballot harvesting, etcétera, hasta mis dos gatos pueden votar.
    Mientras que este problema no se resuelva , da igual el candidato.

  3. Juan Fernandez

    100% de acuerdo Trump llego para quedarse y si el partido no se ha dado cuenta lo entenderá cuando el pueblo les pase la cuenta y vote por políticos que apoyen a Trump y a aquellos a quien Trump respalda

  4. This design is spectacular! You most certainly know how to keep a reader amused.
    Between your wit and your videos, I was almost moved to start my own blog (well, almost…HaHa!) Great job.
    I really enjoyed what you had to say, and more than that, how
    you presented it. Too cool! https://parbriz-bucuresti.ro/parbriz-dacia.html

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*