El partido de las pirañas

Por Gloria Chávez Vásquez.

Nuestra democracia se autodestruye porque ha abusado del derecho de igualdad y del derecho de libertad, porque ha enseñado al ciudadano a considerar la impertinencia como un derecho, el no respeto de las leyes como libertad, la imprudencia en las palabras como igualdad y la anarquía como felicidad.

Sócrates (-470 a -399 A.C.).

***

Como Sócrates, Jean François Revel, periodista y filosofo francés, autor de Cómo Terminan las Democracias (1983) y La Democracia Contra sí Misma (1992), predijo el peligro de la extinción de ese sistema de gobiernos debido a su “exceso de autocritica y malas interpretaciones de posiciones morales” y que estas debían de “dejar de ser las víctimas complacientes de su máximo oponente, el comunismo”.

En Estados Unidos esa complacencia pasó de la raya y ahora la democracia ha recibido el golpe del traidor que entierra el cuchillo por la espalda. No uno, sino muchos traidores, una mafia que opera dentro y fuera del país para acabar con la república norteamericana. El hambre de poder de unos, la ambición de riqueza de otros y la ignorancia de muchos, es, la fórmula para destruir y autodestruirse. Queda sin embargo, el gigante que no acaba de despertar pero a quien ya el sueño le perturba. Son los millones de patriotas, republicanos, demócratas, independientes y libertarios, que votaron por Donald Trump a pesar de que presentían la malevolencia y alevosía del enemigo.

Hasta ahora creí que los comejenes eran dañinos porque su naturaleza es corroer y destruir. Por un tiempo pensé que el partido demócrata estadounidense debía adoptar el nombre de Termitas, ya que se han convertido en el partido de la inmoralidad, la falta de ética y la destrucción. Pero ahora que razono lo basada de su estrategia en la mentira y la trampa inescrupulosa, veo que ya han pasado de insectos a caníbales.

O sea que al presidente que rescató la economía del país, empoderó a las minorías mientras sus enemigos le acusaron de racista; al líder que proporcionó todos los recursos para enfrentar el Covid 19, lo responsabilizaron del virus, creado y financiado por sus contrincantes y lanzado desde China al mundo, para destruir su presidencia y con ella el resto de la civilización; el mandatario que logró, no uno sino TRES tratados de paz que parecían imposibles, y que se movilizó en persona a punta de avión, diariamente, para hablarle al pueblo, fue tachado de mentiroso por una prensa cómplice que tergiversaba sus palabras; el multimillonario que por amor a su país, hizo a un lado su fortuna, para acabar con la corrupción política e institucional, fue sometido despiadadamente por sus enemigos, al escrutinio, las difamaciones, las humillaciones y los ataques malintencionados de los medios de comunicación para desestabilizar su gobierno. ¿Es Trump realmente el enemigo?

O sea que Joe Biden, un politiquero corrupto que nunca trabajó para ganarse honradamente la vida, que ha estado en el gobierno disfrutando por medio siglo de los favores y privilegios y aparte enriqueciéndose a costa de vender el país a sus enemigos; un individuo que aparte enriqueció a su hermano y a su hijo, (expulsado de la fuerza naval por su adicción a las drogas), sospechoso de pedofilia y sin ninguna habilidad para merecer los puestos y sueldos millonarios proporcionados por los negocios ilegales. ¿Es este tipo senil con problemas cognitivos y morales, más legítimo para regir los destinos de Estados Unidos?

O sea que Kamala Harris, una candidata que nunca logró más del 2% de popularidad entre los votantes, que consiguió su puesto en el senado gracias a su relación dudosa con otro senador, que dice ser afroamericana sin serlo, cuyas vacuas respuestas a la prensa son subrayadas por risitas tontas, que durante su trabajo como fiscal mandó a encarcelar injustamente y por años, a cientos de personas, por delitos mínimos que ella misma cometía, admitiendo fumar marihuana en medio de carcajadas. ¿Es esta mujer sin moral, conocimiento o experiencia, merecedora de reemplazar al Vicepresidente John Pence, un hombre recto, con un historial impecable y un trabajo incesante por su país; una persona honorable, que respeta la vida, y los derechos ajenos?

¿Es acaso normal que la prensa cómplice catalogue las revueltas de los matones de Antifa y Blacklivesmatter de “pacíficas” y las demostraciones ciudadanas sean mentirosamente tachadas de “violentas”? La desinformación es el arma de la falsa prensa y la verdadera colusión. Es el mundo al revés, como lo quieren los destructores de la democracia:

Matar a un bebe está bien para BLM pero matar a un bandido en ejercicio del cumplimiento de la ley está mal. Los indocumentados tienen derechos pero los ciudadanos y nativos del país tienen que pagar a costa de su propio bienestar. ¿Usar un arma en defensa propia es un crimen, pero ser víctima de la violencia de los criminales es aceptable para los demócratas.

Los lacayos del pantano en Washington operan como la antigua KGB, y al ciudadano norteamericano ya le han sido arrebatados sus derechos civiles y libertades. Le forman un caso criminal a ciudadanos inocentes con montajes del FBI, que incluye la irrupción violenta de los comandos de SWAT en sus propios hogares y los tienen presos por años sin pruebas, pero las evidencias contundentes de testigos claves e incluidas en dos laptops con fotografías y nombres propios en el historial delictivo de Joe y Hunter Biden son desmentidas o refutadas para no enjuiciarlos.

¿Es acaso lógico o razonable que Barack Obama, alias Barry Suetoro, corroa los cimientos de la Constitución con un ejército de más de 30.000 resentidos sociales que queman y destruyen las ciudades, patrocinados por George Soros, Mark Zuckerburger y Mike Bloomberg? ¿Tiene esta plebe de muertos de hambre del poder, gestores, en su egolatría, del desorden mundial, más credibilidad que lo millones de votantes que quieren el bienestar y la paz y la libertad y respetan la constitución de su país?

¿O sea que está bien que Mark”Facebook” Zuckerberg censure desde su plataforma, colabore con dictaduras como la china, para oprimir a sus pueblos; que done más de 100 millones para asegurar elecciones “justas”, pero elimina a 300 mil usuarios de Stop the Steal que buscan preservar la honestidad de las elecciones? ¿Es justo que Gary “twitter” Dorsey bloquée al presidente pero que Murdoch/Fox declare Arizona por Biden antes de que se cuenten los votos? Y la más reciente estocada, la de Judas: que el partido demócrata y sus secuaces, inunden con balotas falsas los centros de votación para quitarle el voto legítimo de reelección a Donald Trump y robarse así las elecciones. ¿Desde qué punto de vista es esto legal?

Por estas y más razones propongo que el partido demócrata de Estados Unidos, que asestó el golpe mortal a la verdadera democracia, se cambie al nombre a Partido de las Pirañas.

 

Gloria Cháavez Vásquez es escritora y periodista.

11 Comments

  1. Pingback: El partido de las pirañas. Por Gloria Chávez Vásquez – Zoé Valdés

  2. Maria Enriquez

    La verdad verdadera. Excelente!

  3. Maribel San Juan

    Gracias por esta certera descripción de lo que está pasando en aquel país que se le conocía como el de los libres y los valientes.

  4. Como dice Montaner, “ no son socialistas ni comunistas “.
    Aquí lo que dice Díaz-Canel
    “ Felicidades a Nuestros Amigos de la Revolución Joe Biden y Kamala Harris por la victoria en Los Estados Unidos. “
    Exactamente, pirañas hambrientas de poder.

  5. Javier

    Espero que Trump si no caballerosidad o elegancia tenga al menos la decencia de aceptar el resultado. Biden le supera entre los jóvenes, entre las mujeres, entre las minorías raciales y solo queda por detrás entre los hombres blancos mayores. Si a eso le sumamos los cuatro millones y medio de votos de diferencia es terrible que Trump no admita su derrota.

    • Zoe Valdes

      No se admite una derrota frente a un fraude electoral y un golpe anticonstitucional. Nada ha terminado todavía, la ley dirá.

    • Si fuera por popularidad gana Kim Kardashian, 189 millones de seguidores, pero no es así, primero se cuentan los votos legales en una elección presidencial estadounidense y cuando sean ratificadas.

  6. Wow…fantastico articulo, deberia ser colocado en el billboard de cualquier catedra de estudios sociales. Mis parabienes para tan insigne escritora. Articulos como este deben ser incluidos en «Mentiras del Comunismo»

  7. Heidys Yepe

    La verdad. Gracias por este artículo.

  8. Antonio

    Está visto que en todas partes «cuecen habas». Sobre todo cuando hay una multitud inmensa de INDOCUMENTADOS en temas políticos porque no han llegado a vivir como yo viví en un país comunista.

    En algún momento se arrepentirán, pero ya será demasiado tarde para arreglar el mundo.

  9. Mario Garcia

    Que buen reporte y que descripción mas exacta de todos esos bandoleros,de veras estamos en los últimos tiempos, espero Dios mediante que se pueda probar el gran fraude echo ,y que Dios nos coja confesados muchas gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*