De lo virtual a lo fecal

Por Félix Antonio Rojas.

El mundo virtual recrea un entorno simulado en 3D que nos permite interactuar al instante desde la magia visual y la comunicación, en el que encontramos un mundo de fantasía que ofrece una cuerda de escape a la alternativa evocadora de las ideas reales del mundo físico cognitivo con todas sus reglas humanas inimaginables. En ese mundo virtual se puede encontrar también la parte negativa, la oscuridad y las pesadillas en avatares que vibran en la frecuencia del miedo, tras la cámara de un laptop y el confort y, por supuesto, lejos del terror de una sociedad totalitaria, lo que sucede en algún rascacielos de Miami o New Jersey desde donde se le exige a un pueblo hambriento (con una bajeza y una falta de ética desbordante) lo que ellos nunca tuvieron el valor de hacer cuando vivían dentro del infierno.

En la actualidad se ha venido dando un cierto fenómeno social con You Tubers cubanos que actúan como una secta apartada de las doctrinas tradicionales de la educación, el respeto y la honradez, imitando grotescamente las técnicas bufas de la tiranía en mancillar y ultrajar a figuras cumbres de la literatura y la cultura cubanas que han tenido una actitud intachable y siempre vertical contra las políticas lacerantes, criminales del PCC y contra la de los dos hijos del soldado colonialista español. Estos influencers deliberadamente siguen una agenda continuista del ¨cambio fraude¨ que nos han querido imponer; intentan silenciar y desplazar a grupos con una trayectoria como el MCL y al exilio histórico.

Esto no es más que el reflejo de la degradación y la decadencia de una parte de la sociedad cubana, que como ejemplo, por primera vez en la historia han desplazado a la música tradicional cubana por la de Puerto Rico (reggaetón). Y, que siempre tuvo ese lado enigmático muy groupie de adorar a los hipster que estén de moda, lo que ocurrió en los sesenta con el de la Sierra y en la actualidad con el influencer de Brickell.

Y, desde la Isla devenida en Atolón, según el hijo de un comandante radicado en la Florida y otras fuentes independientes, cuentan que los coloproctólogos de Raúl Castro están muy alarmados y preocupados por los resultados clínicos de la flatumetria realizada después de comprobar los altos niveles de sulfato de dimetilo, metanotiol, e hidrógeno de sulfuro, debido a la gran acumulación de gases excesivos en el aparato digestivo del General.

Producto del insoportable y fétido hedor de las flatulencias del Máximo Líder II, el problema escatológico entre las altas esferas del poder en  Cuba se ha vuelto secreto de estado y, urgentemente, han mandado a comprar un enorme lote de productos Shereddies, que cuenta con tecnología de guerra química, además de un material llamado Zorflex, que es una tela de carbono activado, capaz  de filtrar 200 veces la fuerza de emisión media de gases y modificar la fetidez hasta convertirla en fragancias como  lavanda, canela, cítricos, lila y vainilla.

Definitivamente el dilema cubano no es virtual, es fecal.

Félix Antonio Rojas es freelance.

 

2 Comments

  1. Arturo Rodriguez

    Esa foto, ¿es Le Petomane? Uno de mis héroes. Porque para ganarle la vida haciendo eso, el tipo era un bárbaro..

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*