De esclavos a secuestrados y, ¿de nuevo a esclavos menospreciados?

Por Zoé Valdés.

Cuba ha negado la información que afirmó durante días pasados que los dos médicos esclavizados por el régimen y secuestrados por el grupo terrorista islámico Al- Shaabab habían sido liberados y entregados a la tiranía castro-comunista de La Habana. Al parecer, los médicos cubanos esclavizados por Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel Bermúdez continúan secuestrados, sin saberse exactamente bajo qué condiciones.

En los bajos y altos fondos de La Habana no han tardado en rodar las burlas y chistes en torno a preguntarse si serían mejor tratados estos médicos secuestrados por el islamismo radical que siendo esclavizados por el castro-comunismo. Como es evidente se trata una vez más de ese humor pésimo que asiste a los cubanos en los momentos más tétricos de su existencia. La situación en Cuba empeora segundo a segundo, y aunque es eso lo que ha venido ocurriendo durante más de 61 años convirtiéndose en una costumbre, la mayoría de los opositores serios y responsables (esto es importante subrayarlo) asegura que no ha habido momento más espantoso que el que se vive en la actualidad en la desdichada isla, otrora la Perla del Edén, la Llave del Golfo, etcétera.

Se desconoce el tipo de negociación que se está llevando a cabo entre los mandatarios de La Habana y el grupo terrorista mediante el gobierno kenyano. Lo que sí es relevante y resulta raro el enorme silencio que se ha tejido en torno a estos dos médicos y su secuestro, sobre todo si recordamos que en décadas pasadas la isla entera era movilizada por el tirano y sus esbirros en pos de demandar y exigir la liberación de los secuestrados sin nada a cambio, como cuando secuestraron a los pescadores, y más tarde como cuando los Cinco espías castristas fueron encarcelados en Estados Unidos por delito comprobado por un tribunal. Ni una sola manifestación masiva hasta ahora que reclame su liberación inmediata. Lo que indica sin duda alguna que dos médicos cubanos para el régimen de La Habana poseen menor valor que aquellos pescadores y que los espías terroristas que operaban en territorio norteamericano, aunque los médicos hasta ahora hayan sido los que más divisas han aportado y aportan a las arcas de quienes los esclavizan.

Pueden hallar más información en Breitbart.

Zoé Valdés es escritora y artista. Fundadora y directora general de ZoePost.

3 Comments

  1. Pingback: De esclavos a secuestrados y, ¿de nuevo a esclavos menospreciados? Por Zoé Valdés – Zoé Valdés

  2. Edmme Baguer

    Hermetismo conveniente y absoluto desprecio por la vida.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*