Deporte y Salud, EDITO

De allá y no de aquí

Por Lucimey Lima Pérez.

Cielos, me parecen tan mezquinas esas palabras ¨allá y no aquí¨, porque mengua… estoy aquí y añoro, estoy allá y vivo, amo allá y aquí, por la Vida. No sé si es igual a lo que esperaría, creo que quiero ser ¨emocional ciega¨.

Y nos desbaratamos la cabeza, por decir algo metafórico ¿dónde es allá? ¿dónde es aquí? Cuando mis hijas crecían y no comunicamos sobre tantos temas y devenires, uno se preguntaba ¿de dónde somos? Porque además de la mezcla en mi familia, desde Canarias hasta Aragón, pasando por Valladolid y amantes de una Isla Maravillosa, pues ellas tienen más aderezos… Ni cuento, lo vivimos. Fue siempre hermoso, el lema instituido fue y es ¨somos ciudadanos del mundo¨. Yo lo vivo así, y creo que ellas también.

Sin embargo, lo que se enseña y se aprende no es necesariamente internalizado ni practicado, por razones internas y externas. Lo que asevero seriamente es que cuando lo transmití lo creía firmemente, y lo creo en mi fuero interno, y lo transmito a mis nietos, con permiso de Mamá y Papá, claro. Pero… a veces duele la xenofobia, por decir una de tantas discriminaciones, es una simple ignorancia, luego es desechable. Duele a muchos… Aunque afirmo que no me quejo de vivir en otra isla, muy diferente, pero igualita.

Los pensares y los sentimientos están llenos de paradojas, y el equilibrio se alcanza dentro de cuatro paredes: idiosincrasia, pertenencia, ajuste, autoestima… Y me quedo corta, sin duda. Y me excuso por minimalista…

Mi trabajo con inmigrantes es arduo, comprendo lo que han pasado, porque he ido por caminos similares, por eso mi experiencia y técnica me permiten acompañarlos en el trayecto de renuncia y entrega, que no es fácil, pero preserva la salud mental. Me valgo en la técnica que me permite disociarme hacia el otro, yo no existo, solo oriento…

Deseo que a tantos de tantos que nos ha tocado migrar una o más de una vez, preservemos nuestra salud mental con el sentir y con elementos concretos.

Siempre se consiguen buenos amigos, valoremos. La Naturaleza es nutritiva, disfrutémosla. La familia no está cerca, nunca nos abandonemos…

Me excuso por incluir eventos y sentimientos personales, lo siento, soy una persona más en este ¨tejemaneje¨ dirían en Venezuela, pero ¨eso no es puñalá pa gallo guapo¨

Continuemos el camino…

Lucimey Lima Pérez.

Psiquiatra, Psicoterapeuta, Neurocientífico

Investigador Titular Emérito del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC)

Especialista en Psicoterapia y Educador en CatholicCare, Hobart, Tasmania, Australia

[email protected]

Imagen Sasint. Pixabay

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*