Cubanos en San Pedro

Por Redacción Vida Cristiana.

Desde Roma nos escribe el sacerdote jesuita Claudio Paul para ayudarnos a comprender lo ocurrido.

El pasado domingo circularon imágenes y videos desde el Vaticano que han sembrado confusión y dolor entre fieles católicos y hombres y mujeres de buena voluntad. En ellos se muestra un grupo de cubanos en las afueras de la Plaza de San Pedro, donde el Papa acostumbra a recitar cada domingo al mediodía la oración mariana del Ángelus. Este grupo de cubanos tenía banderas y carteles y les fue denegado el ingreso a la Plaza para unirse a fieles católicos de muchos países que allí se encontraban. También se puede observar en un video un joven con la bandera cubana arrodillado en la Plaza, a quien algunos policías le retiran la bandera, mientras él permanece en el lugar donde se encontraba.

Desde Roma nos escribe el sacerdote jesuita Claudio Paul para ayudarnos a comprender lo ocurrido. El P. Claudio trabajó en Cuba, principalmente en La Habana, por varios años y fue superior de la Compañía de Jesús en la isla. En la actualidad colabora en el gobierno de la orden, especialmente en cuanto al trabajo apostólico en países de la región sur de América Latina. Este servicio le permite vivir y trabajar a pocos metros de la Plaza de San Pedro.

Informa el P. Claudio:

  1. El control de seguridad del ingreso a la plaza de San Pedro es responsabilidad de la policía italiana.
  2. El Ángelus es un momento de oración. Se supone que la policía italiana no les ha permitido el ingreso, porque sus carteles y eslóganes manifestaban otra intención.
  3. Durante el Ángelus, el Papa reza con los peregrinos y saluda a los grupos que previamente anuncian su presencia (parroquias, congregaciones religiosas, movimientos eclesiales, etc.).
  4. Se preserva el sentido de momento de oración con el Papa no permitiendo que el Ángelus se convierta en ocasión para manifestaciones por justas que sean. El Papa suele invitar a la oración por determinadas situaciones en el mundo, pero el texto en que se incluyen esas intenciones es preparado con bastante antelación.
  5. Desde su ventana, el Papa no podría ver al grupo de cubanos, que estaba fuera de su ángulo de visión, y probablemente no se ha enterado de lo que estaba pasando.
  6. El Papa está atento a las situaciones conflictivas en los países y a través de la acción discreta, pero empeñada, de la diplomacia vaticana, trabaja por la justicia, la paz y la reconciliación. Hasta aquí la información ofrecida por el P. Claudio.

Un reciente artículo de la revista española Vida Nueva corrobora la valoración de lo ocurrido ofrecida por el jesuita. Según el periodista Rubén Cruz del semanario católico, quien cita fuentes vaticanas, el ingreso a la Plaza de San Pedro le fue denegado al grupo de cubanos porque “los actos políticos, sean de un signo u otro, no tienen cabida en las celebraciones papales.” Esta ha sido la práctica habitual en los pontificados de San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Al mismo tiempo el hecho de que al joven se le retirara la bandera cubana parece “obedecer al celo excesivo de un agente, según las mismas fuentes vaticanas.”

Esto da pie a pensar que la forma en que se desarrollaron las cosas ese día en el Vaticano no se hayan regido por una pauta diferente a la seguida en relación a actos de naturaleza semejante. Lo ocurrido, por sí mismo, no lleva a concluir en una falta de atención del Santo Padre hacia la realidad de nuestro país.

Fuente Vida Cristiana.

 

10 Comments

  1. Pingback: Cubanos en San Pedro – – Zoé Valdés

  2. Julio Morales

    La intención principal era crear histeria anticatólica para mover el show de Otaola, el princiál ganador de todo esto junto con la tiranía castrista.

  3. Julio Morales

    La intención principal era crear histeria anticatólica para mover el show de Otaola, el principal ganador de todo esto junto con la tiranía castrista. No nos dejemos engañar. La iglesia no es la enemiga de nosotros los cubanos libres. La enemiga es la dictadura a la que se suman esperpentos como Otaola. Otra vez nos dejamos seducir por este tipo de personajes como pasó en 1959

  4. Carlos

    Fue todo un show mediático previamente calculado incluyendo el gión de “arresto” que en realidad fue una simple detención. Veo muy bien que solo se permitan manifestaciones que vayan de acuerdo al momento y la ocasión. Me da gracia cuando dicen “ ciudadano americano” y me parece que ni los buenos días sabe decir en inglés …..

  5. Daniel Cotera

    Otaola no es representation de ningun cubano. Hasta para protestar hay que tener clase. Una representation nuestra tiene que ser encabezada por alguien que tenga un vagaje politico y moral.

  6. Demian

    Como he señalado en otras ocasiones, ha sido un acto imprudente. Pero que los del Vaticano no me vengan con ese discursito hipócrita que sabemos muy bien todos lo que ahí dentro se cuece.
    A mí no me representa nadie porque tenemos todos los cubanos una ignorancia y un ego tan gigantescos que somos incapaces de elegir un líder.
    Sin embargo, para fajarnos entre nosotros, para eso sí que tenemos ganas y tiempo.
    Mis enemigos tienen nombre y apellidos: la familia Castro toda, sus cómplices con Papa comunista incluido.
    Si tenemos un personajillo como Otaola organizando una manifestación en Roma, lo merecemos todos los cubanos. Por comemierdas.
    Saludos Zoe
    Eres la única que no me censura.

  7. Mayra Sanchez

    Ok, entiendo esta explicación. Pero ahora quiero una explicación en el silencio ensordedor del papa en relación a la situación de los cubanos, de sus gritos de libertad, de su sufrimiento. No la tienen? Porque el papa es un conocido comunista, aliado de dictadores.

    • Zoe Valdes

      Señora, el Papa se expresó el 18 de julio sobre los cubanos que salieron a la calle a manifestar pacíficamente el 11 de julio. El Papa es un izquierdista, lo sabemos, y yo misma he escrito muchísimo acerca del tema. Busque en Google y lo comprobará. Dicho esto, el Papa no tiene por qué pronunciarse frente a un mequetrefe que sólo se enteró que en Cuba había una tiranía en el 2017, y que en el 2016 apoyaba a Hilary Clinton y viajaba a Cuba como mula. Aquí el mensaje del Papa el 18 de julio y el artículo respuesta del Vaticano publicado en Martí Noticias: https://www.radiotelevisionmarti.com/a/vaticano-explica-por-qu%c3%a9-no-permiti%c3%b3-ingreso-de-manifestantes-cubanos-a-plaza-de-san-pedro-/306381.html

      • Y que me dicen de la pancarta desplegada por amigos del régimen en la misma plaza en el 2008 pidiendo la libertad de los cinco espías?

        • Zoe Valdes

          No la recuerdo, ¿puede poner un enlace? Muchas gracias. Por otro lado, a mí no me extraña nada de parte del Vaticano. Una acción diplomática por parte del régimen que tiene embajada en el Vaticano, como todo país, dado que el Vaticano es un estado aparte, pudo haber conducido a eso, a una «excepcionalidad». El régimen siempre logra sus excepciones. Lo que queda claro es que no podemos igualarnos ni imitar al régimen si queremos echar esta batalla monumental, que no es una batalla de egolatrías, es una batalla real por la libertad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*