Economía, EDITO

CUBA. ¿Geografía o Ideología?

Jorge Camacho (1934-2011)

Por Andrés R. Rodríguez.

 

Al servicio de ideales siempre más elevados, se diría que los hombres se envilecen siempre más. Jean Rostand.

 

El valor de Cuba reside en su geografía, en especial su posición geográfica. Como se dice en inglés: “location, location, location”.  El area norte de su Occidente, parece haber sido especialmente habilitada.

Ya en el siglo XVIII (1761) Arrate en “La Habana Descrita” calificó la ciudad como: “llave del nuevo mundo, antemural de las Indias Occidentales”. La razón concreta y específica era su magnífica bahía cerrada, capaz de albergar toda una flota, ubicada exactamente frente al ramales de la Corriente del Golfo (Gulf Stream), que es como una enorme cinta transportadora que va a desembocar en Europa. Ello fundamentó un desarrollo urbanístico e industrioso de la ciudad, lo que en 1762 llevó a los ingleses a asaltar militarmente la plaza, colocando frente a El Morro su más grande flota militar hasta ese momento. Y luego permutaron la ciudad a España por el extenso territorio de lo que hoy es el estado de la Florida.

A la Habana, antes y después de la independencia de las XIII colonias, llegaron ramalazos del empuje industrializador que ya se gestaba en el seno de la emergencia nación y potencia norteña, que luego eclosionaría en el enorme empuje industrialista de EEUU, que lo convirtió en la primera economía mundial en el Siglo XX. La Habana y Cuba, no asistieron pasivamente a ello, por el contrario, fueron parte activa. Muy activa.

El resto de la isla de Cuba, mayormente plana y de tierras fértiles, jugaba un papel como abastecedora de La Habana (su hinterland), pero no se puede negar que el Oriente de Cuba estaba mucho más sumido en el atraso agrícola, casi semifeudal, cuando La Habana brillaba rutilantemente, en sus días industriosa, en sus noches culturosa. En parte ello explica la predisposición y hasta el odio y envidia, con que esas tropas de campesinos mal armados la tomaron en enero de 1959. Y la inquina e incompetencia con que la dejaron se degradase, se ajase y llegara al estado misérrimo con que se le puede ver hoy, con muestras de decadencia por todas partes y solo un área alrededor de las plazas coloniales, preparada para turistas morbosos como una especie de castrolandia.

La excelente posición del país, en vez de favorecer que sea actualmente el Hong Kong del Caribe, es dilapidada y malversada por un grupo de aventureros constituidos en gobierno, que administra los valores de la nación como su finca y acciona no por situaciones concretas (economía, concertación entre los cubanos todos) sino por dogmas del siglo XIX (ideología, a partir de unos pocos “bien pensantes”).

Un grupito de iluminados ideólogos, imponen la “igualdad” y “lo común” como una meta social deseable. Asi, han destruido el tejido social, desoyendo a sus ciudadanos, a los que considera siervos que deben dejarse conducir por ellos, que recibieron los 10 mandamientos de San Marx, interpretados al capricho de su Moiscastro. Bajaron de la sierra como sencillos héroes verdeolivo, pero 60 años después, actúan cual sultán y sus jenízaros, peores que una tropa de ocupación nazi. Y el cubano que no lo acepte, es un traidor, ya no compañero sino ciudadano de tercera, un gusano, un vendido al imperio, etc.

En los hechos, Cuba, con sus fértiles tierras y posición geográfica excepcional, es obligada a la miseria material, para satisfacer egos y privilegios de 40 ladrones disfrazados de Robin Hood.

ASPECTOS HISTORICOS.

La historia de La Habana (el París de Caribe) y de Cuba halada por su capital urbe, se diferencia notablemente de la de los países circundantes. A nivel de las Américas, también ha marchado desfasada del resto de los países circundantes, tanto hispanos como angloamericanos. Y no por casualidad, está en el límite de estos dos idiomas y culturas.

Cuba es una isla-archipiélago de tamaño semicontinental (aprox. 111000 km2) que socialmente estaba realizando en el S XVIII y XIX una caminata social un poco desfasada y contradictoria, navegando hacia su desarrollo social mediante una rápida industrialización agroindustrial.

Un similar papel desfasado ha desempeñado en otros continentes la Gran Bretaña, con respecto a Europa y Japón con respecto al lejano oriente.  Tanto el Reino Unido como el Imperio del Sol Naciente jugaron en sus áreas geográficas y en algún momento histórico, un papel innovador y decisivo en el proceso civilizatorio.  Inglaterra tiene unos 243000 km2 y Japón unos 378000 km2. Cuba es como un 45% del primero y un 29% del segundo, pero de todas maneras su tamaño semicontinental, pesa en permitir cierta masa humana mínima, que forman un conjunto significativo para que la cultura local sea enérgica y creativa.

Reino Unido y Japón, a partir de una situación y estructura feudal, se encaminaron por una senda industrialista y capitalista. Cuba en un momento caminó veloz por el sendero industrialista, pero actualmente ha caído en ser un mero parque temático-ideológico, al que suelen conducir sus alumnos profesores de sociología y otras humanidades, desde Estados Unidos y otros países industrializados. Pretenden que les enseñan lo feliz que se vive bajo dogmas colectivistas. Algunos cubanos bailarines, cuentistas, contentos y risueños, los entretienen felices de que les den alguna propinita.

El gobierno de Cuba se declara socialista y desarrollista. En los hechos es feudalista y muy improductivo, parasito del avance de otras sociedades que les envían esos turistas morbosos, y remesas y subvenciones y…. Pero los desastrosos resultados económico-sociales pueden interpretarse de simples estadísticas.

Las tierras cultivables en el mundo son 10.6% de la superficie emergida.  En Cuba son un 28%, un 18,2% de R Dominicana, un 17.2% de EEUU, un 5.7% de Puerto Rico. La superficie cultivable por persona (ha/p) es: mundial 0.2, Cuba 0.26, EEUU 0.48, República Dominicana 0.08, Puerto Rico 0,02.  ¿Como pueden faltar alimentos a la población cubana?

Los mares de Cuba no son muy productivos, pero es un extenso archipiélago. La Isla de Cuba propiamente, tiene 106767 km2 (la mayor de las Antillas), rodeada por unas 4200 islas, cayos y cayuelos de unos 3000 km2 y la Isla de la Juventud de 2204 km2. Sus costas presentan gran cantidad de bahías, esteros y otros accidentes costeros y alrededor de 600 playas de blancas arenas, óptimas para turismo masivo de playa, complementado con ecoturismo y turismo cultural. La plataforma insular es mucho mayor que las de otras islas antillanas y con una mayor biodiversidad marina. Ello es suficiente para sustentar mayor volumen de pesca que todos las Antillas. Pero no es el mar, sino el sistema social impuesto, el bajo poder adquisitivo del trabajador y el actual atraso tecnológico en la pesca, el que impide que en la mesa de los cubanos se vea un buen pescado, como se puede ver en Jamaica, Puerto Rico o R. Dominicana.

EL MALVADO EN EL NORTE.

El vecino del Norte, EEUU, ha sido un país ocupante de otros, pero de manera muy permisiva, hasta paternal y pedagógica. De los 10 países más industrializados de la actualidad, 5 han sido ocupados por tropas norteamericanas. Y son hoy algunas de las más importantes economías y prósperas sociedades del mundo. Es el caso de Japón, Alemania, Italia, Francia.

En cuanto a México, es totalmente cierto que EEUU cercenó grandes extensiones en el Siglo XIX. Era una competencia entre un país industrializándose, con una notable explosión demográfica, y otro en estado de anarquía y estructuras feudales, con muy baja densidad poblacional, donde sus militares se organizaban en facciones para hacerse de un feudo o matarse. Llama la atención que, en la actualidad, han emigrado a EEUU unos 10 a 50 millones de mexicanos. Además, todo el Norte de México está ampliamente industrializado desde EEUU, por simple ósmosis tecnológica, que empuja a México a ser una de las economías más potentes del mundo.

Solo un analfabeto en historia puede comparar la ocupación de tropas de EEUU con la de ejércitos imperiales romanos, otomanos, sarracenos o chinos. Abundan las evidencias históricas de que las tropas llegaban a las puertas de una ciudad, les pedían su rendición incondicional, y si se negaban, los sitiaban y arrasaban, con genocidio de toda la población civil incluida.  El saqueo de una ciudad conquistada era una de las formas de pago a tropas deshumanizadas y mercenarias.

La ocupación militar norteamericana de Cuba no fue un paseo de carnaval, pero también dejó huellas fecundas en la cultura nacional. Quedaron entonces sembradas las piedras fundacionales de su sistema educativo, de salud, de comunicaciones y una interrelación económica muy fluida entre la isla tropical y el enorme país subtropical empujando por su evolución cultural a través de la industrialización.  En el periplo de aquel trasatlántico industrioso, Cuba resultaba un útil bote auxiliar.

El más mal negocio que jamás ha hecho un presidente cubano es haber apartado a un pequeño país de su vocación natural y las ventajas de su posición. Ello sucedió por el pretendido antimperialismo que Fidel Castro impuso a Cuba, a partir de su odio personal e irracional a los EEUU. Para nada una decisión responsable y adulta de un estadista. Se trata simplemente, de los delirios de un irresponsable demente.

Es hora de que un pequeño país del Caribe use los zapatos de su talla y se reubique en el siglo XXI. Que otras propuestas de gobernabilidad sean expuestas, discutidas e implementadas.

POSIBILIDADES

La conducción del pequeño país como un estado cimarrón es la más empobrecedora, estúpida e incoherente que se le pudiera haber ocurrido a un estadista cubano. Ello implica haber llevado, a partir de los 60s, a un grupo humano de unos 6 millones a que se enfrentara a la economía más pujante del mundo, su enorme vecino de norte de varios cientos de millones de habitantes.

Hoy, cuando ya las embarcaciones pueden navegar contra vientos y corrientes marinas, la ubicación de la Habana y con ella de toda la isla a 90 millas de Key West (Cayo Hueso), aún le confiere un enorme valor a la ciudad capital, a la isla, a sus habitantes. A modo de ejemplo, los terrenos de la isla, mucho más baratos que los de La Florida, pudieran ser objeto de inversiones masivas inmediatas y actual como “vivero”, o sea, para producción agrícola e industrial intensiva, con relativos bajos gastos de mano de obra, flete, para abastecer el cercano y enorme mercado interno de EEUU. Y recibir de este, a su vez e igualmente con poco coste de fletes, innumerables materias primas y productos.

Esta posibilidad, que el más simple sentido común percibe, y que pudiera hacer florecer la economía de la Isla de Cuba en nada, es desechada por los herederos de aquellos campesinos odiadores, hoy devenidos en visires y jenízaros, que han confundido y degradado a parte de la población cubana con dogmas y odios ideológicos. Lo principal que debe pensar un cubano es en ser “antiyanqui” y “antimperialista”. Y dar curso a bajos instintos, como son la envidia y la delación, estar atento a lo que sucede al vecino, con chisme y chusmería convertidos en “idiosincrasia nacional”. Pero todo está terminando en un teatro bufo, porque ningún país hispanoamericano mira a EEUU con más admiración y proximidad idiosincrática y sicológica.  Y hoy, además del posibilismo geográfico histórico, pesa en las relaciones futuras entre Cuba y EEUU la atracción gravitacional de mas de 2 millones de cubanos que habitan EEUU.

Cuba fue convertida en una plaza sitiada donde no era permisible la disidencia, y la cultura tuvo que transitar por las loas al sultán y sus visires, cimitarra en mano. Ello ha ido destruyendo su tejido social, su histórico modo de producir de manera industriosa, su patrimonio arquitectónico y ha llevado su sociedad a una situación poco más que medieval, que en su disfuncionalidad militarista, centralista y dogmática, mucho recuerda los modos de vida bajo Felipe II o Solimán el Magnífico en el siglo XVI.

Hoy, Cuba no depende fundamentalmente de su agroindustria y de su posición geográfica, sino de una serie de servicios (médicos) exportados, de recibir remesas de los expulsados y tal vez una serie de negocios oscuros (narcotráfico, trasiego de personas, venta de su mano de obra como semiesclava a inversores hoteleros, inversiones capitalistas en otros países, etc.).

Por otro lado, la ideología castrista-leninista que se ha impuesto en Cuba, en aras de una supuesta igualdad, la ha convertido en un reino encantado, al haber adoptado y entronizado el colectivismo y un centralismo atroz, derrochador y cercenador del emprendimiento individual. En el presente la economía de Cuba solo funciona como un parque temático-ideológico para turistas morbosos, que van a ver cómo se vive detrás de la muralla totalitaria o a aprovecharse de la mayor miseria del que visita y que tiene que supervivir bajo la filosofía de la miseria.

Muy empobrecido, nuestro país se debate en el sino: Geografía o Ideología.

Andres R. Rodríguez es Científico, Biólogo. Investigador premiado con varios libros editados, entre los que se encuentran: «Lista de Nombres comunes y científicos de peces marinos cubanos (Nomenclator)» (1984, CIP, 82 pp); «Breve Diccionario de Biología Pesquera” (Mar y Pesca, 1986-1987 80pp), «Peces marinos importantes de Cuba» (1987, Ed. Científico-Técnica, 236 pp), “Ecología Actual, Conceptos Fundamentales” (2000, UdO, 134 pp.), “Maritime Dictionary-Diccionario Marítimo (Eng-Spa)” (2009, Ed. Myths and Books, 400 pp) ¨Fábulas vivas¨ (Amazon/Alexandria Library, 2015), «Colonial Havana˗Trinidad” (2018, Amazon/Ed. Alexandria 150 pp), «Havana 500 Anniversary” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 120 pp). ), «Destellos al Alba” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 120 pp, Ensayo). «Caribbean Touristic Dictionary” (2019, Amazon/Ed. Myths and Books 165 pp), «Ecologia para Ecotourismo» (2020, Amazon/Ed. Myths and Books 380 pp), «La Verdad es llama” (2020, Amazon/Ed. Myths and Books 180 pp) En preparación: «Caribbean Ecotourism and Submarinism Eng-Spa”, «Ecotourism Multilingual Dictionary”, «Diccionario de Biología Pesquera”. Ha sido finalista en los concursos literarios “Historias sobre la Historia”. Silva Editorial (2006, Barcelona.) y Premio Orola con “Tacto”, (2009, Madrid). Actualmente es hombre de negocios, consultor de pesca, turismo, medioambiente, periodista freelance.

Jorge Camacho. Pintor cubano. (Cuba, 1934 – Paris, 2011)

5 Comments

  1. Pingback: CUBA. ¿Geografía o Ideología? – – Zoé Valdés

  2. Martin Oscarsson

    ¡Hola Andres!
    Gracias por tu texto que he apreciado mucho sobre todo en la parte que te refieres a la pesca y al estado de las costas cubanas. Esta parte me pareció muy instructiva “Pero no es el mar, sino el sistema social impuesto, el bajo poder adquisitivo del trabajador y el actual atraso tecnológico en la pesca, el que impide que en la mesa de los cubanos se vea un buen pescado, como se puede ver en Jamaica, Puerto Rico o R. Dominicana.”

    No concuerdo con tu visión del desarrollo agrícola del oriente de Cuba antes del 1959 que consideras “casi semifeudal”. Si bien surtía a la capital de productos agrícolas el desarrollo de entonces era mucho mejor que el de ahora. Tenían las maquinarias necesarias y la infraestructura en pie (ferroviaria) para transportar sus productos. En esa parte tu texto necesita una revisión. Dejas ver que la gente de campo era inculta, teniendo a los barbudos de Fidel como referencia algo que es bastante desafortunado. En los campos de Cuba vivían muy buenas familias y había muy buenos valores y gente muy desente. La basura que Fidel arrastro a la habana en 1959 no representaba en lo absoluto a la gente decente de los campos y ciudades. Eran más bien personas marginadas muy pobres que vieron en Fidel la oportunidad de mejorar socialmente y alcanzar otro estatus social. Uno de Ellos fue el padre de los hermanos Ruiz Urquiola, que entro a la habana con Fidel con solo 15 años para 30 años más tarde ser el jefe de la contrainteligencia militar. Claro que la clase no se compra. El lenguaje de letrina sanitaria que tiene la excomunista de su hija lo heredó de su padre. El caso es que no se puede generalizar ya que no es muy justo y siempre terminas ofendiendo a alguien. Muchas gracias.
    Un saludo cordial y una feliz navidad

    Martin Oscarsson (Sandalio El Bolao)

  3. El resto de la isla de Cuba, mayormente plana y de tierras fértiles, jugaba un papel como abastecedora de La Habana (su hinterland), pero no se puede negar que el Oriente de Cuba estaba mucho más sumido en el atraso agrícola, casi semifeudal, cuando La Habana brillaba rutilantemente, en sus días industriosa, en sus noches culturosa. En parte ello explica la predisposición y hasta el odio y envidia
    ——–Donde evitar equivocaciones y malas interpretaciones y antes de dar mi opinion el articulo esta muy bueno con la salvedad del parrafo copiado y lo he pensado bien antes de opinar, geologicamente hablando me parece que la unica zona de la isla plana es Camaguey que se dedico fundametalmente a la ganaderia de raza, y las cabezas de ganados de carne, reproduccion y lacteos era de primer orden, ademas de los aserrios de madera preciosa , luego en Oriente no eran semifeudales solo en mi region natal habian 7 ingenios azucareros de produccion bien alta, ademas estaban y estan las Minas de Nichel que ya entonces producian en Moa y Toa , en mi triste pueblo circulaba solo el dollar debido a los movimientos empresariales con la Navy de Gtmo y siempre en mi triste pueblo habian 7 cines y 4 hoteles, ademas de la guest house para los marines en permiso y no para andar de putas como el berraco comandante de deo el cenicero en jefe hizo creer, la bahia de Guantanamo especificamente es el puerto de mayor calado que el de la Habana tan es asi que ahi se reparaban las naves de guerras americanas y otras pequeñas industrias, por no hablar de Santiago de Cuba y que me dice de las montañas??, el Yunque, la sierra cristal y la sierra maestra llamemosla region plana cafe, cañas de azucar, y cacao y las frutas del caney, y Las Villas era tambien plana? donde dejamos el Escambray y Topes de Collantes y su produccion de fresas? y Pinar ? En fin , por lo que respecta ese odio y envidia a los occidentales especificamente a los de La Habana me parece una rara exageracion,dejemosno de alimentar rivalidades y exacerbar los animos, que los Castros odiaran si pero eran los Castros hijos de un latifundista ladron e hp que lucho con Valeriano Weyller todo los demas es historia Gracias por la cortes atencion y si alguien se ofende sorry so sorry

    • Andrés R Rodriguez

      Gracias Chris. Menos del 20% de la isla es Montano. Y las cumbres son menores que otras islas del Caribe, que tienen un origen geológico diferente a Cuba. A los efectos económicos, Cuba es mucho más plana.
      Con respecto a la destrucción de la arquitectura de la Habana, es como si unos tártaros la hubieran invadido. Y lo único que propongo es estar conscientes de ello para su recuperación. Error conocido no es error. Feliz fin de año.

  4. Andres R Rodriguez

    Gracias Martin. No es muy feliz eso de “casi semifeudal”, pero estoy rtratando de ser descriptivo. Otras naciones derivadas de Espana, si mantenia sus campos es estado feudal. El campesinado cubano, muchos de origen Canario (donde no las tierras para cultvo son muy malas, pedruscos volcanicos), es descrito como un lujo, como tambien lo es el campesinado argentino. Pero estos no fueron los cuatreros que se unieron a los alzados, entre estos Guillermo Garcia y Crescencio Perez.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*