Cuando el Riff no te abandona

Por Félix Antonio Rojas

Lionel Andrés Messi Cuccittini. Ilustración cortesía de behance.net

El arte no es más que causar el asombro o la admiración en el otro, y la música no es la excepción. Dentro de la historia de la música existe un genio desconocido: Lionel Andrés Messi Cuccittini; sí, porque Messi no juega al fútbol en esta dimensión terrenal, él crea música mientras el balón rueda sobre el césped, cada toque es una nota musical, cada jugada una sinfonía, cada partido una obra antológica semejante a la de Frank Zappa.

Su magia nunca se va, es como el riff que siempre vuelve; ver cada domingo sus interpretaciones sobre el terreno de juego es revivir los conciertos de las bandas de tu vida.

Messi es Pink Floyd, Led Zeppelin, Black Sabbath, y Queen juntos en 90 minutos; el guitar player silencioso con el amplificador más grande.

La guitarra envuelta en llamas, al final, cuando se apagan las luces y termina su juego.

Futbolista sólo no, además Rock Star.

El niño que nació del tango, el D10S Apolo del fútbol universal… La música no se despide nunca, tampoco el fútbol de Messi.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*