Crónicas de un Castro-petrismo anunciado

Mayda Saborit.

Por Mayda Saborit.

El siglo XX fue la centuria de las grandes dictaduras entre ellas el imperio de la dictadura del “proletariado” que terminó siendo un vasto imperio de unos pocos explotando a todos incluso a los proletarios a los que se decía representar… y cerró bien el siglo, justo con el despetronque del Marxismo-leninismo, la caída del muro de Berlín, la liberación de Europa del Este. Pero la izquierda es insistente, tan insistente que tras la caída de su baluarte ruso, no dejaron de trabajar y han ido amansando a toda una generación y preparando a las siguientes hasta que encontramos entre 2010 y 2020 este rebote del mundo entero hacia una izquierda que ya no se llama marxista, ya no hace hincapié en su lucha de clases pero que sin embargo ha ido adueñándose del continente americano poco a poco a partir de la base que les representa Cuba y ese nefasto sistema económico que mantiene por seis décadas en la agonía al cubano.

Lo paradójico es que los pueblos crean la falacia de la igualdad y el igualitarismo socialista, proviniendo del paradigma cubano que lo único que todos pueden constatar proviene de allí es miseria sin igual y una emigración que por pisar pisa cada país latinoamericano en un intento por llegar a los EUA donde poder trabajar y vivir en libertad y prosperidad.

El único país del continente que no había caído en el comunismo había sido Colombia, y en momentos como estos donde el régimen del socialismo y su miseria tributaria y contagiosa se extiende de aquí hacia allá, traspasando fronteras es de vital importancia haber mantenido a Colombia fuera de la infección. Pero no es casualidad sino un trabajo bien orquestado que un exguerrillero, un terrorista notorio como Petro se encaramase al poder en Colombia después de haber sido uno de los asaltantes del Palacio de Justicia en 1987, después de su vida de senador y tantos oscuros escándalos incluso con el dinero de la droga, sus prédicas de proletario, pero un nivel de vida inequívocamente burgués.

La internacional socialista, la Mafia regional de la izquierda latinoamericana logra colocar a una de sus fichas más importantes en un puesto envidiable y táctico… Luego de esto podemos decir que el fantoche de la hambruna, la miseria y la desesperanza ya se ha hecho con las Américas.

A los colombianos sólo me resta recordarles la canción de Hotel California, cuando un comunista se instala en el poder siempre ocurre algo así: Ellos están programados para recibir no para dejar ir «You can check-out any time you like«.

«But you can never leave!»

Hoy es un día triste para Colombia, para cualquier colombiano, pero también para todos los latinos, y los hombres y mujeres amantes de la libertad sin importar cultura o religión.

Cayó el último de los mohicanos.

Mayda Saborit es escritora y artista, exiliada cubana.

 

2 Comments

  1. Alejandro González Acosta

    Oscar Wilde decía, con mucha razón que «un pesimista no es más que un optimista bien informado»… Así nos va. Por ser como somos, estamos como estamos.

  2. Guste o no guste desde el rio Bravo hasta la Patagonia sus ciudadanos estan enfermos del virus rojo, de la bacteria implacable, no me molesto, no me maravillo siempre lo he dicho no es una novedad, por desgracia cada pueblo tiene lo que se merece y si viven de sueños peor porque se caen de la cama y ni un chichon se hacen y si el ilusionista sabe bien los trucos ahi van y sin vaselina esto es lo que trajo la barca de Calderon los taparabos, reguero de plumas y sin remos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*