Censura a Zoé Valdés

Por Luis de la Paz.

La noticia que señala que la escritora cubana Zoé Valdés ha sido vetada a perpetuidad en Facebook, es alarmante.
Facebook no puede censurar a nadie. Facebook no existe, es una plataforma, un nombre, un algoritmo. Quien censura y determina quién puede estar o no en la plataforma es un individuo con nombre y apellidos y con una ideología, pero ese “ente” no se identifica, pero está detrás con todo su poder.
El “ente” en un anónimo siniestro que ataca la libertad de expresión, por lo que convierte al Sr. Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, como el verdadero gran censor. Sobre él debería caer todo el rigor de la ley por violar la 1ra. Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, país donde está registrada Facebook y reside el Sr. Zuckerberg.
Facebook existe por sus miembros, que la usan en virtud de la libertad. Se trata de una plataforma abierta. Quien desee ser parte de ella debe estar dispuesto a leer opiniones que le desagradan, encontrar textos con un vocabulario que incomoda, ver videos y fotografía que pueden herir.
Las personas que tienen cuentas en Facebook son como los que miran un periódico, o cualquier otra publicación libre en la internet. Si algo no gusta, no se está obligado a leer  ese texto o mirar esas imágenes. Nadie está forzado a visitar el muro de Zoé Valdés. El que allí llega, es porque lo desea.
Para Facebook debería ser un honor y un orgullo que escritores de la talla de Zoé Valdés, numerosas veces premiada, con más de dos docenas de libros publicados, tengan una cuenta en esa plataforma. Es una distinción que le hace a Facebook, es decir, al Sr. Zuckerberg.
Facebook ha alcanzado un poder peligroso. Su dueño se cree con el derecho a castigar, censurar y expulsar a alguien por expresarse de una manera determinada o tener un enfoque que molesta a alguien.
Debería surgir un grupo de abogados que trabajen pro bono para demandar en los tribunales norteamericanos a  Mark Zuckerberg por violación de la 1ra. Enmienda.
Ahora. Si así lo desea “Facebook”, que también me vete a perpetuidad.
Luis de la Paz es poeta y escritor exiliado. Presidente del PEN CLUB en el exilio.
Post tomado de su perfil de Facebook.

11 Comments

  1. Eleggua

    censura de Caralibro o Facebook

    Hace unos dias publique una foto del candidato Baiden ,manoseado y tocando indebidamente a varias mujeres y sobretodo niñas menores de edad,fotos que son públicas y Facebook me castigo por 24 horas,despues publico una foto en donde se hacía un paralelismo entre las acciones terroristas del asesino del Che Guevara y osama bin Laden y Facebook me volvió a castigar ,no me sorprende para nada ,hasta ahora esta plataforma solo tiene el poder de racionar la libertad de expresión, ojala jamas tenga el poder para racionar otras Libertades, ahi tenemos el ejemplo de la escritora Cubana Zoe Valdes, a la cual esta plataforma la a censurado para siempre ,como una especie de repetición complice y macabra que le hiciera la tirania de la cual ella escapo ,hoy Facebook o cara de libro (mejor cara de guante) imita y compite con la tirania ,te chantajea con castigos y restricciones
    De momento seguiré por aquí, seguiré siendo testigo de como censuran a otros hasta que lo hagan conmigo,pobres imbeciles ,escuchen bien esto ! Vengo de un pais en donde dicir una verdad a muchos les a costado la vida!!! Vengo de un pais en donde la verdad era y es un delito!!! Y pensar una condena!!! Y no me calle!!!! Cometí el delito y pague una condena!!!!….No tengo Patria!!!! Que les hace a ustedes creer que no estoy dispuesto a quedarme sin Facebook????

  2. Félix Antonio Rojas G

    El gran hermano no era una metáfora, era una predicción …

  3. Antonio Pérez Madrazo

    Yo también opino que igual que Luis de Paz.
    Esto se va pareciendo cada vez más a una guerra sin cuartel de los medios sociales que no quieren que se diga la verdad sobre el comunismo y el populismo indecente.

  4. Carlos Manuel Estefanía

    Estimados editores de ZoeZPost, me gustaría colaborar con vuestro espacio generalmente, para comenzar respondiendo a la censura establecida por Cubaencuentro devenido en panfleto del partido Demócrata norteamericano, adalid del coronavirismo burocrático y a su vez cerrado frente a todo aquel que no entre en el aro del dogma nacional-cubanista, espero encontrar en este periódico la apertura de pensamiento que le falta a sus colegas de un tiempo a esta parte.
    Abajo mi artículo y una breve presentación de mi persona.
    El desencuentro de “Cubaencuentro” con la historia y la tolerancia
    Por Carlos M. Estefanía*
    Poco servicio le está haciendo, últimamente, el periódico digital Cubaencuentro a la complicada tarea de precisamente “encontrar” y contar la verdad sobre Cuba.

    Al parecer la revista ha decidido transitar del nacionalismo más pueril y primitivo, a un plattismo que dejaría enano al presidente Estrada Palma. Así lo demuestra su dirección cuando con el mismo espíritu que engaveta colaboraciones que se apartan de los dogmas establecidos por la mitología fundacional del estado, publica artículos cargados de lugares comunes y esquemas cuestionables sobre la historia del país. Un buen ejemplo lo tenemos en el caso del trabajo, publicado en dos partes bajo el título de “El recurso de la intervención” y “La obra de la intervención”, donde no solo se plantean falsedades históricas flagrantes como la de afirmar que Narciso López no fue anexionistas, sino que se da una visión de la historia cubana tan simplona como la una maestra escolar, que no solo desconoce las motivaciones auténticas del separatismo cubano, sino que magnifica la intervención norteamericana en Cuba. El autor es Vicente Echerri, fue escrito en Nueva York, y aparece en el sitio de Cuba encuentro los días 21 y 22 de septiembre de 2020. Evidentemente la redacción de la revista se identifica con esta visión, lo que no le ha gustado es que le enmendara la plana a su redactor desde la modesta posición de lector. Veamos cuales fueron mis opiniones sobre lo publicado, hasta que la dirección de la revista censurase la cuenta de Manuel Aulet (mis segundos nombre y apellido) desde donde comentaba en el tablón de los lectores.
    Lo que escribí sobre la primera parte fue lo siguiente:
    Visto está que cuando el idealismo declama la historia se aparta. Por cierto, Cuba no estaba tutelada por España, era tan parte de ella como lo podían ser las Canarias. Desfasada, es verdad, de liberalismo rampante que dominaba la península, el cual había conseguido por ejemplo abolir la esclavitud desde 1837 en la península. En cambio, Cuba y Puerto Rico quedaron expresamente exentas de cumplir la norma. La exención relativa a Puerto Rico fue derogada por la I República en 1873, y la de Cuba en 1886, si bien desde 1880 ya no se permitía la tenencia de nuevos esclavos. Esta diferencia se debió más que todo a una sacarocracia que tenía tanto de isleña como de peninsular. Por supuesto que el filibustero y ex oficial de la Corona, Narciso López de Urriola, fue anexionista, como lo fueron al principio de su alzamiento los hombres del 68, en Particular Carlos Manuel de Céspedes quién apenas convertido en presidente, de la República en Armas, declaró al gobierno de los Estados Unidos su deseo de que Cuba se convirtiera un estado más de los mismos, algo que habría conseguido sin duda alguna si los estados del sur no estuvieran virtualmente sometidos al norte, recuerden que precisamente los perdedores fueron, no por casualidad, los más proclives a la anexión de territorios hispanohablantes y con una composición étnica menos anglosajona y protestante. Buena parte de ellos mismos se levantaban en los territorios de antigua Nueva España, por lo que eso que hoy denominamos multiculturalismo no les era tan extraño como lo era para los más homogéneos culturalmente hablando, norteños. Las esperanzas de los primeros mambises no eran del todo infundadas, nacían de sus viejas relaciones con los políticos del sur, en cuyos ejércitos tantos cubanos combatieron. Si los confederados no hubieran sido derrotados y sometidos por los yanquis tres años antes, es muy probable que hubiesen acudido en ayuda del separatismo cubano como antes lo hicieron con el texano, y más tarde en el despojo de otros territorios llamados mexicanos. De aquellos Texas era el verdadero paradigma que movía a ese sector secesionista de una población como la cubana, donde el integrismo no era menos influyente, que el anexionismo, hasta la bandera cespediana se parecía a la de Texas, ni siquiera a la de su predecesor el agarrotado Narciso. Lo que sí compartían los dos emblemas, además de los colores de la bandera de Estados Unidos, era la estrella luciferina, destinada por sus creadores a convertirse en una más dentro de la enseña norteamericana.
    Fue la nueva situación estadounidenses, concretamente el portazo dado por los vencedores de la guerra civil al anexionismo cubano, el que empujó a este al independentismo, el que tampoco, por cierto, fue mirado con buenos ojos, por los diferentes gobiernos norteamericanos hasta poco antes de la intervención en 1898.
    Ciertamente Céspedes liberó a sus esclavos, lo que debería analizarse es por qué razón, acaso creyendo que, ya que los perdería de cualquier modo al sublevarse contra el gobierno, que podría convertirlos en carne de cañón, al servicio de su causa, cosa que al parecer apenas consiguió, en ese aspecto los separatistas camagüeyanos fueron más claros, declararon el fin de la esclavitud en sus territorios y a su vez la obligación del liberto de hacer armas del lado insurrecto. De alguna manera copiaban a San Martín, que, para invadir a Chile, reclutas esclavos a los que se le puso en la disyuntiva de seguir encadenados o convertirse en soldados, no dejaba de ser pues una instrumentalización del negro. El caso es que el abolicionismo y el independentismo (como ocurrió en la misma guerra civil norteamericana (como en buena medida lo era la cubana) no se unieron de un tirón, en principios habló del tema de la liberación de los esclavos como una tarea posterior a debatir en sufragio libre, mientras el mismo Céspedes es legisló protegiendo los derechos de los amos que no se enfrentaran al separatismo cubanos, el caso es que al final de la guerra, lo que piden los independentistas en el pacto del Zanjón es que se le concedía la libertad a todos los esclavos que lucharon de su lado (no a todos los cubanos), cosa que concedió el gobierno de la isla a pesar de que se convertía en una contradicción pues castigaba a los que le habían sido fiel durante la contienda.
    En cuanto al Segunda parte del trabajo publicado ayer lunes bajo el título El recurso de la intervención, esto fue lo que llegué a afirmar antes de que Cuba encuentro no frenara la exposición de mi pensamiento con su mordaza digital, sino incluso hiciera imposible la lectura del texto a continuación.
    ¿Y cuáles eran sus fuentes, acaso las de los interesados en la intervención? Nada de lo que se hizo en ese momento fue por el bien de una Cuba Libre, sino para que el país funcionara como una parte más de Estados Unidos, su nuevo amo. De cualquier modo, me gustaría conocer cuántos estados de la Unión, superaban a Cuba, en índices de, producción, cultura, educación y salud en aquel tiempo. Estas apologías del período interventor siempre llaman la atención por sus faltas de contraste con fuentes no comprometidas con los norteamericanos. La descripción un tanto despectiva del estado de la isla, soslaya que se trataba de un territorio en guerra por casi 30 años, por lo cual el desorden y la corrupción debería ser lo usual. Lo raro es que Cuba a pesar de todo funcionara, y se siguiera siendo una fuente fundamental de ingresos para el resto de España. Pese a los desastres causados por el independentismo Cuba no solo no detuvo su crecimiento, sino que superó a otras naciones que no sufrían el desgaste de guerras internas, así entre los decenios de 1880 y 1890 se elevó a una tasa similar a la media mundial (2,7%), superior a la de Gran Bretaña (2,1) en Francia (0,7)., eso no se logra con un país miserable como el que aquí se nos pinta.
    Por lo menos se nos informa de quien fue ese que Echerri califica de educador excepcional; Alexis Everett Frye; el responsable de lavarle el cerebro a los cubanos para qué como corderitos aceptaran primero la ocupación y luego el ser objeto de uno de los “primeros experimentos neocoloniales”, garantizado en nuestro caso con la célebre Enmienda Platt a la Constitución de Cuba. No defiendo ninguna opresión, ni la de los cubanos, ni la de los andaluces, ni la de los catalanes, ni la de los madrileños, los estados siempre resultan opresores, y visto está, con nuestro ejemplo, que la fragmentación de uno grande en otros más pequeños no solo no es solución, sino a veces empeora la situación.
    Hasta aquí lo que escribí en un medio que se supone sirve a la colaboración e interacción de la comunidad por lo que recibe, entre otros financiamientos los del estado español. A pesar de ello Cubaencuentro ha demostrado tener menos tolerancia con él que se aparta de una línea oficial que al que tenían los funcionarios culturales cubanos de fines del pasado siglo, quienes al menos se atrevían a negociar con los artistas contestatarios, los términos de la censura, algo que la redacción no tiene la menor intención de hacer como me han informado cuando les quise ofrecer una salida decorosa a su mal actuar. Los dirigentes culturales que en la Cuba comunistas arriesgaron sus puestos y en muchos casos lo perdieron para promover una plástica, un cine y una literatura crítica como no se veía en treinta años, podrían dar una lección de tolerancia a la a la burocracia que controla lo que aparece en publicación diz que anti totalitaria; a un medio que mereció todo mi respeto y colaboración gratuita, mientras que funcionó como una auténtica tribuna para el debate abierto entre cubanos con las más variadas filosofías, y de la cual cada día queda menos. Ahora lo importante parece ser darles espacio a los amiguetes qué analizan películas que nada tienen que ver con Cuba desde la ideología de género, o peor aún, convertirse panfleto de una de las partes en la diatriba bipartidista dentro de la política nacional norteamericana. Mientras sus editores se dedican a eliminar comentarios de los lectores sobre temas candentes de Cuba; aportes que nada tienen de llamados a la violencia, irrespeto u obscenidad. Así eran aquellos míos que poco a poco fueron desapareciendo, del sitio en la medida en que su editor, como si no tuvieran nada más importante que hacer, se dedicaba a detectar y cerrar mis cuentas, en una serte de acoso y derribo ya no solo de una idea concreta, sino, por principio, del hombre que la expresa.

    *SOBRE CARLOS MANUEL ESTEFANÍA

    NACIDO EN LA HABANA EN 1962, REALIZÓ ESTUDIOS DE FILOSOFÍA EN LAS UNIVERSIDADES DE LA HABANA Y MOSCÚ, LICENCIÁNDOSE EN 1987 EN LA ESPECIALIDAD DE MATERIALISMO HISTÓRICO. POSTERIORMENTE REALIZÓ ESTUDIOS DE POSTGRADO EN MATERIAS TALES COMO, ECONOMÍA, RELACIONES INTERNACIONALES, PERIODISMO, LINGÜÍSTICA, TEORÍA DE LA COMUNICACIÓN Y SEMIÓTICA. ASÍ MISMO RECIBIÓ CURSOS POR ENCUENTRO EN LA FACULTAD DE DERECHO EN LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA, EN MATERIAS TALES COMO: HISTORIA DEL ESTADO Y EL DERECHO, TEORÍA DEL ESTADO, DERECHO DE FAMILIA, ENTRE OTRAS. EN MAYO DE 2009 RECIBIÓ EL TÍTULO DE MAGISTER EN PEDAGOGÍA DEL ESPAÑOL Y DE LAS CIENCIAS POLÍTICAS POR LA UNIVERSIDAD DE ESTOCOLMO.
    RADICA EN SUECIA DESDE 1993, DONDE ES FUNDADOR E INTEGRANTE DE LA DIRECTIVA DE LA SOCIEDAD ACADÉMICA EURO CUBANA, ASÍ MISMO, ES PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE GRADUADOS EXTRANJEROS EN SUECIA. ES ADEMÁS MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE CORRESPONSALES EXTRANJEROS EN SUECIA (PROFOCA) Y DEL COLEGIO NACIONAL DE PERIODISTAS DE LA REPÚBLICA DE CUBA EN EL EXILIO.
    EN 1994 CREÓ EN ESTOCOLMO RADIO SUR, CONOCIDA POPULARMENTE COMO “LA RADIO DE LOS CUBANOS”, Y EN 1995 LA REVISTA IMPRESA CUBA NUESTRA, CUYA PRIMERA VERSIÓN DIGITAL APARECIÓ EN LA RED EN 1997, HOY SE PUEDE VISITAR EN: https://WWW.FACEBOOK.COM/CUBANUESTRALAPRIMERADEESCANDINAVIA/
    EN EL 2002 RECIBIÓ COMPARTIDO, EL PREMIO DE PERIODISMO LEONCIO RODRÍGUEZ, ES AUTOR DEL LIBRO PASIÓN Y RAZÓN DE CUBA, MADRID 2005 Y COAUTOR DE LA REVOLUCIÓN CUBANA, CANARIAS 2007, DE PRÓXIMA REEDICIÓN EN FRANCIA. ES ADEMÁS AUTOR DEL LIBRO Y JUANES CANTÓ EN LA PLAZA (CANARIAS 2009), ASÍ COMO DE LA OBRA. ESTA CUBA NUESTRA: APUNTES SOBRE LA HISTORIA DE UNA ISLA QUE FUE ESPAÑOLA, DE PRÓXIMA APARICIÓN.
    COMO PERIODISTA HA COLABORADO CON DIFERENTES PUBLICACIONES IMPRESAS Y DIGITALES DE CUBA, EUROPA, ESTADOS UNIDOS Y AMÉRICA LATINA. ES EL CREADOR Y DIRECTOR DEL PERIÓDICO EL NUEVO MUNDO, CUYA PRIMERA EDICIÓN IMPRESA TUVO LUGAR EN LA FLORIDA EN AGOSTO DE 2008, ACTUALMENTE CONDUCE UNA REVISTA CULTURAL RADIAL CON EL MISMO NOMBRE EN POWER HOUSE LATINA QUE SE TRANSMITE LOS MIÉRCOLES Y DOMINGO A PARTIR DE LA UNA DE LA TARDE (HORA LOCAL) POR LOS 105.9 FM EN EL SUR DE LA PENÍNSULA NORTEAMERICANA. ASÍ MISMO CONDUCE EN RADIO BOTKYRKA, EL PROGRAMA “LA TERTULIA DE ESTOCOLMO”, TRANSMITIDO LUNES, JUEVES Y SÁBADOS, POR LOS 91.6 FM A PARTIR DE LAS 18:00 HORAS, HORA LOCAL DE LA CAPITAL SUECA.
    EN EL TERRENO EDUCATIVO SE HA DESEMPEÑADO COMO PROFESOR DE TEORÍA SOCIALISTA, SEMIÓTICA, FILOSOFÍA, RELIGIÓN, COMUNICACIÓN Y DISEÑO, LENGUA RUSA Y CASTELLANO COMO LENGUA EXTRANJERA Y COMO LENGUA MATERNA.

    • Zoe Valdes

      Le escribí a su correo.

    • Hola Carlos Manuel. Esto lo escribí en 1999 en Cuba y al menos lo publiqué en Baracutey Cubano en el 2010:
      No obstante el contenido de las cartas citadas de Céspedes, es preciso y justo decir que el Padre de la Patria no fue un ferviente defensor de la anexión a ultranza, pero plantear, que esos planteamientos fueron bien de carácter coyuntural por algunas situaciones en el desarrollo de la guerra o producto de un sentido de integración de toda la América en un estado, o como resultado de las mayoritarias fuerzas anexionistas camagüeyanas presentes en la Asamblea de Guáimaro es hablando popular y gráficamente: » tratar de tapar el sol con un dedo»; para ya no opinar sobre el criterio de que esas fueron veleidades. Un argumento más sólido en contra de la sinceridad de los escritos de Céspedes a favor de la anexión puede ser el siguiente fragmento, escrito por Céspedes en 1869 a la emigración cubana en E.U., citado por Ramiro Guerra en su obra La Guerra de los Diez Años : Todo se pierde si ustedes no me ayudan con un esfuerzo poderoso. Vengan Yanquis, vengan demonios, venga el infierno entero en nuestra ayuda, con tal que de que venga alguien. Después haremos con los que nos ayuden lo que ahora hacemos con los españoles.

      El anexionismo de esos años es un anexionismo liberal democrático y no esclavista como del que había sido portador años antes el general venezolano Narciso López, el histórico chivo expiatorio del movimiento anexionista, por sus relaciones conspirativas con los esclavistas de los estados sureños de Norteamérica; aunque debo de aclarar, que ya desde los tiempos de Narciso López, el núcleo anexionista de Puerto Príncipe, el cual tenía ramificaciones en Oriente y era uno de los tres más importantes del país, estaba francamente inclinado por el modelo demo-republicano, capitalista y antiesclavista de los estados del Norte de la Unión Americana.

      ¿ En cuál de estos escritos de Céspedes se muestra su real posición con respecto a la anexión en esos dos primeros años de la guerra ?. Quizás el siguiente párrafo, extraído de una entrevista realizada años después por un corresponsal extranjero a Céspedes y publicada en La Independencia, nos ayude a ganar en claridad sobre este punto:

      Al estallar la guerra había indudablemente una gran mayoría del pueblo en favor de la anexión de la isla a los Estados Unidos. Nunca fui muy partidario de esta medida aunque nunca me opuse a ella; pero yo soy uno entre muchos centenares de miles. El pueblo y el ejército en un tiempo hicieron en el Camagüey una demostración con el objeto de ventilar la doctrina de la anexión. Se adoptaron resoluciones, se apoyaron y se enviaron a la Cámara de Diputados que se hallaba allí en sesión. La Cámara adoptó unánimemente la resolución en favor de la anexión. El documento que inmediatamente se llenó de más de mil firmas del pueblo se envió a Nueva York para que se remitiera a Washington…74

  5. Juan A. Valdés César

    Facebook se ha convertido en el brazo derecho de la izquierda mundial y sus lobbies, si no tienes esa ideología y expresas tus opiniones, te castigan, me han castigado muchas veces.
    Apoyo totalmente a Zoé Valdés, y me identifico plenamente con su modo de pensar, ella es «Un pájaro lindo de la madrugá» y la libertad.

    Juan A. Valdés César

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*