Sociedad

Bobby Batista, un hombre de verdad

Bobby Batista. Imagen extraída de la entrevista que le hizo Zoé Valdés

Por Zoé Valdés.

Fuente Libertad Digital.

Ha fallecido en Madrid Roberto (Bobby) Batista Fernández (1947-2022), hijo de Fulgencio Batista y Zaldívar, presidente de Cuba hasta diciembre de 1958, y de la primera dama Marta Fernández Miranda de Batista. En lo personal he perdido a un gran amigo, y a un hermano. Gran hombre, gran hijo, gran padre, un Señor, Bobby fue un verdadero ejemplo hasta sus últimos minutos.

Escribió un libro que quedará para los anales de la historia como una de las tantas pruebas del horror castro-comunista y de sus colaboradores en contra de Cuba y los cubanos; titulado ‘Hijo de Batista’, publicado por la Editorial Verbum en España.

El libro tuvo una excelente prensa en la Iberosfera y en el mundo. Por primera vez, un miembro de la familia Batista salía del discreto anonimato que asumieron a consciencia, para contar sus memorias personales. Esas memorias son parte inefable de la historia de Cuba y del mundo, aunque quieran negarlas o ignorarlas.

Conocí a Bobby en el verano del 2003, en Miami, me lo presentó su hermano Fulgencio Rubén (‘Papo’) Batista y Godínez, en su casa. El mismo día también conocí a Roberto Fernández Miranda, hermano de su madre, su tío, muy cercano al presidente Batista, jefe de la guardia personal del mandatario en el Palacio Presidencial. Yo había ido recomendada por Santiago Rey Pernas, ministro de Batista, y uno de los creadores de la flamante Constitución de 1940; llegué con varios proyectos de entrevistas para escribir mi libro sobre su padre, titulado ‘Pájaro lindo de la madrugá’, novela editada en España por Algaida. Salí con todas bien respondidas y con el premio de la amistad perdurable.

Bobby siempre sonriente, educado y amable, expresó lo que yo hubiera querido manifestar sobre su familia: admiración y respeto hacia mi persona. El impacto de consideración y reconocimiento fue mutuo. Nos adoramos desde el primer minuto, a golpe de inteligencia, y de fineza a pulso. La amistad con su hermano se extendió también a él y a sus otros hermanos, hijos y familiares, especialmente con Esther Batista y con su hermana Elisa Batista, a la que también entrevisté en días posteriores.

Durante años pude comprobar una vez más cuánta mentira nos inocularon a los cubanos a partir de 1959 acerca de Batista y de esa peculiar familia. Peculiar por su altísima educación, su cultura (pese a sus verdaderos orígenes humildes), su amor por Cuba.

Bobby nació en Nueva York, se educó en colegios suizos, trabajó siempre como abogado, y jamás se alejó, ni siquiera debido al daño que le habían provocado, de su propia historia. Orgulloso de ella estuvo disponible en todo momento para cualquier entrevista, jamás temió a las preguntas supuestamente “delicadas”; nunca las evadió porque siempre tuvo una inmensa generosidad para Cuba y para los interesados en nuestro país, al que amaba profundamente.

Cuánta diferencia la de estos hijos de Batista con los zarrapastrosos y chusmas hijos de los Castro, incluso habiéndose educado éstos últimos y habiendo vivido todos como hijos consentidos de esos tiranos -me refiero a Fidel y Raúl Castro.

Las dos últimas veces que estuve en Madrid ya él estaba bajo tratamiento médico, pero hablábamos mediante un chat que abrí para toda la familia. La última vez que nos vimos fue durante un almuerzo con sus dos hijos, su editor Pío Serrano y su esposa Aurora, en un restaurante madrileño. Hablamos como era habitual de Cuba, y de su futuro. Uno de sus sueños era llevar algún día los restos de su padre y los de su madre a la tumba y panteón de sus abuelos en la isla. Un día lo haremos, también con los suyos, si sus hijos y herederos lo desean.

Con la pérdida de otro Batista -el año pasado murió Jorge, y mucho antes Rubén- se pierde un legado de honradez, trabajo, y decencia; nos nos quedamos nuevamente sin poder rendirle justicia al menos a los descendientes de la verdad que tanto lo merecen. Pero eso llegará, algún día lo conseguiremos, se lo prometí a Bobby. Los cubanos de honor cumpliremos.

Zoé Valdés es escritora y artista. Fundadora y Directora general de ZoePost y de Libertad de Prensa Foundation. Fundadora y Voz Delegada del Movimiento Republicano Libertario Martiano.

9 Comments

  1. Pingback: Bobby Batista, un hombre de verdad – – Zoé Valdés

  2. santas palabras “cubanos de honor” magnifica conclusion de un bellissimo articulo, RIP

  3. Juan A. Serra

    El Pesame a la familia Batista! Gran perdida para Cuba!

  4. Regla Maria Gonzalez

    Muchas gracias Zoe por tu entrañable cariño para Bobby, su hija Ester y toda la familia Batista.
    Muchas gracias por tu gran valor en escribir siempre la verdad elocuentemente o crudamente con la mas sincera pasión que te destaca en tu profesión.
    Regla Maria

    • Zoe Valdes

      Gracias, querida Regla María, sólo hago lo debido consecuente con mi amor y respeto por ellos. Abrazos.

  5. Justo A Ruiz

    nunca se alejo de su propia historia, eso dice todo de el, descanse en paz

  6. Rogelio

    Gracias querida Zoé por tu bello artículo sobre esa bellísima persona que fue Bobby Batista. Como te dije anteriormente, mi padre fue un gran admirador del general y fue parte de los maestros Civico-Militares que fundó Batista en su primer mandato . Una gran pérdida El fallecimiento de Bobby. Que en paz descanse.

  7. Alex cruz

    Gracias por estar ahí siempre donde la honradez y valentía no temen.

  8. Que Dios le tenga en su Gloria.!! Gracias por el articulo, usted siempre llena de detalles.
    Quisiera leer el libro suyo, Zoe, y el de Sr.Batista, a ver si aprendo un poco de la verdadera Historia de Cuba. Pudiera usted hacer un Post sobre ambos libros??? Digo, si es que no lo ha hecho antes. Creo que es merecido, y asi divulgamos un poco de cultura de la que hace falta.
    Gracias una vez mas. Mis respetos y admiracion para ustedes. Que Dios los bendiga mucho y nos ayude a llevarlos al conocimiento del pueblo, que tanto necesita informacion.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*