Antorchas moribundas

Raúl Lozada Ávila

Por Raudel Lozada Ávila.

 

En Cuba, ni en el exilio; lamentablemente ya no existe una oposición seria contra la dictadura Castro-narco-comunista, que por más de medio siglo desangra a la patria de Martí.

 

No existe un verdadero núcleo de lucha fraternal, ni un espíritu de hermandad patriótica que los una.

 

Aisladamente, los que dicen luchar por una patria libre, están siendo devorados por la fiebre del lucro, por la sed de la competencia y el populismo. Han dejado de ser verdaderos luchadores por la libertad para   convertirse en un tumulto de mercaderes con delirio de grandeza.

 

El mercantilismo desenfrenado hace que la oposición a la dictadura cubana no sea una lucha seria, sino un verdadero oficio, un negocio ; sus líderes no sueñan sino con el dinero , ya no aspiran a ver a la patria libre; solo aspiran a hacerse ricos de un modo u otro, excepto con la honestidad y el trabajo que suda la camisa.

 

El arribismo sin escrúpulos, mediocre y triunfal, los deslumbra y los atraen ; los coronados, los galardonados, los intocables de esa contienda infame tienen nombres… pero….

 

¿Para qué nombrarlos?

 

Ya no son aquellos días en que los opositores, dentro de Cuba, con pocos recursos o sin ninguno, sólo el afán y el deseo de ver a la patria libre los conmovían ; e inspirados por grandes nombres como José Antonio Echeverría, Pedro Luis Boitel , Armando Sosa Fortuny , entre otros; eran agitados como banderas de combate a pesar de la ferocidad del régimen.

 

Hoy, los verdaderos opositores viven aislados, desterrados forzosamente, retirados, lejos, muriendo en la pobreza y cubiertos con el manto triste del Olvido…

 

Los que nos venden ahora , dejaron de ser grandes, porque a unos les falta orgullo, y otros ni siquiera conocen el significado de esa palabra

 

Raudel Lozada Ávila, es exiliado político cubano debido a su Oposición al Régimen en la región Oriental del país. Vive actualmente en Des Moines, Iowa, EEUU.

One Comment

  1. Isabel Marín

    Cuánta verdad, desgraciadamente tal y como lo practica el régimen y también los acusa con razones de causa: van sobre la ruta del dinero porque parece que ni siquiera les interesa emigrar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*