Amazon comienza purga digital contra autores y vendedores que se oponen a las nuevas ideologías de izquierda

Por Carlos Carballido.

Amazon ha ido más allá de censurar a redes sociales como Parler y ha comenzado una cruzada contra vendedores y escritores cuyas mercancías o libros contrarrestan las nuevas ideologías que la izquierda está imponiendo tanto en prensa como instituciones.

El Centro de Investigaciones de los Medios, MRC por sus siglas en inglés, alertó que el gigante de ventas online está convirtiéndose en un verdadero inquisidor virtual contra aquellos que no estén alineados con lo que ellos denominan corrección política y lenguaje » inclusivo».

Según MRC, Amazon está utilizando la censura hacia conservadores, religiosos y libre pensadores para darle espacio a publicaciones y productos tanto de la izquierda como de organizaciones violentas como Antifa y Black Lives Matter.

Recientemente la compañía de Jeff Bezos, bloqueó la participación de organizaciones cristianas sin fines de lucro en el programa Amazon Smile, donde los clientes pueden dirigir una pequeña parte de cada compra a una organización benéfica de su elección, muchas de ellas de tipo religioso como el Hospital Saint Jude, especializado en tratamiento contra el cáncer infantil.

La Investigación de MRC descubrió que en las páginas de ventas de esa compañía online existen unas 204 cuentas o tiendas virtuales que venden a través de Amazon mercancías que promueven la violencia, ya sea contra el ex presidente Donald Trump, los republicanos o miembros de la fuerza policial.

Algunos de estos productos violentos incluyen banderas con una imagen gráfica de Trump volándose los sesos, tazas con el eslogan ¿Dónde está Lee Harvey Oswald (presunto asesino se J.F. Kennedy) ahora que realmente lo necesitamos?, entre otros artículos de contenido similar.

Igualmente una de estas tienda ofrece camisetas negras con un eslogan rojo que dice ‘Mata a todos los republicanos’. Esta venta es incluso etiquetada con un anuncio de » producto patrocinado por Amazon».

Debido a esta investigación, la compañía ha eliminado solo 13 tiendas pero aún quedan alrededor de 190 activas con un amplio respaldo en redes sociales que saturan los muros de potenciales compradores.

Vea algunas tiendas activas aquí, aquí, aquí y aquí.

 

AMAZON ANIQUILA EL MENSAJE Y AL MENSAJERO NO LIBERAL

 

La compañía de Bezos se está convirtiendo en el nuevo inquisidor del nacional socialismo de Hitler, en su versión americana moderna, al eliminar de su plataforma todo contenido que se resista a comulgar con esta propaganda que la izquierda está imponiendo no solo en la prensa sino de manera precipitada en instituciones culturales, educativas y de gobierno.

Tras los sucesos del pasado 6 de Enero en el Capitolio de Washington, Amazon se ha aliado con el Southern Poverty Law Center, organización abiertamente izquierdista, para iniciar una cruzada revisionista del contenido que ofrecen algunas organizaciones cristianas por considerarlas ideológicamente peligrosas. Mas allá de restringir las ventas de sus productos, el principal enfoque está dirigido a las publicaciones, libros y revistas que se comercializan a través de esa plataforma, indicó el comunicado de MRC.

 

ESCRITORES CONSERVADORES Y ANTICOMUNISTAS EN LA MIRA

 

Durante las pasadas 3 semanas, en la recién estrenada administración Biden/Harris, varios escritores conservadores y anticomunistas han recibido correos electrónicos dónde se les notifica que sus contenidos serán eliminados del sistema Kindle, especie de editora y vendedora de libros online, que los autores utilizan para que sus obras puedan tener un mayor alcance global gracias a que se puede descargar digitalmente a dispositivos inteligentes como celulares y tabletas a un módico precio.

Algunos de los autores bloqueados han iniciado demandas judiciales contra el gigante Amazon y en muy pocos casos han logrado arreglos interinos para evitar juicios a cambio de reactivarles las cuentas pero sin recibir los beneficios de publicidad digital (viralización de contenido) en redes sociales.

El filósofo y escritor argentino canadiense, Pablo Muñoz Iturrieta, ha sido uno de los tantos intelectuales de derecha afectados por esta censura dictatorial de Amazon. Aunque su equipo legal logró el rescate de su cuenta de escritor en Kindle, su bloqueo por casi dos semanas, afectó sensiblemente las pocas ganancias que recibe por vender sus libros en esa compañía.

Iturrieta fue anulado tras el éxito de Atrapado en Cuerpo Equivocado, un análisis filosófico y psicosocial sobre ideología de género que, según Amazon, ofrece un contenido ofensivo que viola sus normas comunitarias. En ese libro, el autor utiliza más de 800 referencias científicas a trabajos e Investigaciones sobre sexo, género e identidad basados en la embriología, genética, psiquiatría, pedagogía y psicología social que desmontan la retórica liberal en ese tema que es hoy la ideología con la cual la izquierda pretende anular la libertad de expresión y de pensamiento. El autor denunció que Amazon además de inquisidor es realmente esclavista porque quién usa el sistema Kindle para vender libros solo recibe un 30 por ciento de las ventas y al censurar o bloquear una cuenta de autor no se recibe ni un solo centavo del dinero acumulado en las descargas online.

 

TODOS TENEMOS CULPA

 

Amazon se ha vuelto dictatorial y censor con todo aquellos que no esté en sintonía con la izquierda, su ideología y con el nuevo marxismo cultural. Sus prácticas comerciales monopolistas han permitido no solo aniquilar negocios y tiendas locales sino que se han tomado atribuciones políticas de definir qué es políticamente correcto y qué no.

Durante la Pandemia del Covid sus ganancias han sobrepasado las del 2019 debido al auge de las compras por internet lo cual ha creado una dependencia consumista con sus millones de miembros en el sistema Prime que atrae por sus envíos gratis, en menos de 72 horas.

Varios analistas políticos aseguran que si estas compañías fueran boicoteadas por sus miembros, entonces se cuidarían mucho de este tipo de prácticas pero esta solución es casi improbable en este tiempo de Pandemia porque la membresía siempre justifica de un modo u otro su permanencia.

Durante la administración de Trump, organizaciones deportivas como la Liga Nacional de Fútbol, NFL, de Baloncesto, NBA y otras, cedieron a las presiones de organizaciones izquierdistas para dar espacios a prácticas antinorteamericanas como arrodillarse ante el himno nacional y la prohibición de banderas americanas durante los juegos. Inmediatamente el público dejó de asistir a los estadios o ver los partidos por televisión lo cual provocó grandes pérdidas para esos equipos profesionales. Finalmente tuvieron que dar marcha atrás porque no estaban dispuestos a seguir perdiendo audiencia que es al final lo que sostiene cada negocio.

Amazon parece que está dispuesto a correr el riesgo porque sabe que la dependencia de consumo de sus miembros es tan alta que perder unos cuantos patriotas no será desastroso para las finanzas internas. Cuentan además con el respaldo y proteccionismo político necesarios para establecer una relación camaraderil con redes sociales como Facebook que mueven mucho las ofertas en cada perfil individual o grupos de esa red.

Amazon al final se ha convertido en un peligroso Dictador Digital al mismo estilo que las Tiranías que ya conocemos. Mientras sigamos comprando a través de su plataforma, no hay manera posible de exigirles un poco de respeto por nuestras libertades individuales. Al final estamos todos encarcelados en ese círculo vicioso.

 

Carlos Carballido es periodista y Vicedirector de ZoePost.

2 Comments

  1. Pingback: Amazon comienza purga digital contra autores y vendedores que se oponen a las nuevas ideologías de izquierda – – Zoé Valdés

  2. howard

    Que mierda de padastro tuvo este tipo que siendo cubano no le enseño lo que es el comunismo, que verguenza.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*