Al viejo Lázaro

Procesión de devota de San Lázaro al Rincón

Por Eleggua Irosoumbo.

16 de diciembre en su víspera.
Viejo, hoy verás a muchos que se arrastran o van de rodillas hasta tu altar, ahí en El Rincón; irán a pagarte promesas por milagros concedidos por ti.
Hoy escucharás los pedidos y reclamos de un pueblo que volverá a ti a pedirte y suplicarte que los ayudes a mejorar sus vidas destruidas y acabadas por otros a los cuales también los aplauden y les sirven de rodillas, a los que también se les arrastran en el altar de una revolución criminal, que les ha concedido el milagro de la miseria y el dolor.
La diferencia es que ante ti, viejo, se arrastran y se ponen de rodillas una sola vez al año, al tirano se les arrodillan ¡364 días al año!
Sí, viejo, ¡ese es mi pueblo! El pueblo cubano. Hoy ante ti se arrodillarán esclavos y verdugos, chivatos y víctimas. ¡Cobardes y valientes! ¡No quisiera estar en tu pellejo! Yo tú preguntaría: ¿vienen ante mí una vez al año a pedirme que los proteja de la ira y la injusticia de aquellos a los que aplauden y frente a los que se arrastran el resto del año?
Perdón, mi viejo Lázaro, en nombre de ese pueblo ¡perdón! Ojalá algún día nos paremos y avancemos hacia la libertad y después retornemos ante ti y te demos las gracias por ¡el valor!
Eleggua Irosoumbo es ex preso político y freelance.

One Comment

  1. Pingback: Al viejo Lázaro – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*