Mundo

A Batista sí, con los Castro no

Mercado turístico en Cuba. Imagen de Peter Kraayvanger

Por Eleggua Irosoumbo.

No soy de los que condena a Batista por lo que hizo o dicen que hizo, yo lo condeno por lo que dejó de hacer. Cuando tuvo a toda esta canalla terrorista del 26 de julio y no les dio tafia a todos (como dice Zoé).
Qué raro que Descemer Bueno que habla tanto de racismo no se refiera a Fulgencio Batista y Zaldívar, un mulato aindiado, más que por cualquier justificación para sacarlo del poder, la realidad fue que hubo una gran cuota de racismo por parte de una mayoría de ese pueblo.
Pienso que, condenar a Batista, es defender a esa tiranía, ¿por qué tendría que creerle a los Castro y pandilla terrorista sus acusaciones hacia él?  Sería justificar una revolución de mierda, tendría que creerle a todos esos universitarios que quisieron jugar a los héroes y terminaron siendo los héroes de una tiranía, no de una nación, ¿que a Cuba le hacía falta una revolución? ¡No jodan!
Aquí he escuchado a muchos decir que Cuba antes de 59 era una tacita de oro, y a todos les pregunté: “si era una tacita de oro, ¿por qué coño regalarle una revolución?
Resulta ser que todos apoyaron una revolución violenta y terrorista contra el que mantenía a Cuba como una tacita, pero hoy, están en contra de sacar a esos mismos violentos que han convertido a Cuba en un tibor. A Batista con bombas y armas, a los Castro con flores, canciones y guaguancuir.
Creo que comparar a Batista con esta ‘ralea’ asesina de los Castro y pachanga es infame. Se equivocó el pueblo cubano y sigue equivocado, usó y sostuvo la violencia contra quienes no debía, y hoy, usa el pacifismo y la guaracha patriotera contra  quien no debe. ¿Patria? ¿Vida? ¡Ná’! Me quedo con “Dos gardenias para ti”.
Elegguá Irosoumbo es ex preso político y freelancer.

One Comment

  1. Pingback: A Batista sí, con los Castro no – – Zoé Valdés

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*