Lo bueno de la pandemia

Silvia Duart

Por Silvia Duart.

Dicen los Maestros de Sabiduría ancestral que todo en lo vida es una paradoja, en base a esa creencia me gustaría invitar al lector a contemplar desde un ángulo distinto y repasar lo positivo que pudo traer esta pandemia a la vida de todos. Si bien para muchos ha sido una época de pérdidas de familiares, seres queridos y conocidos, para otros puede haber significado (y ojalá haya sido así) el inicio de una nueva vida, una percibida con más claridad y vivida de una manera distinta, una que pueda parecer más simple pero a la vez es más consciente y plena.

El dejar atrás un anterior modelo de vida – en la mayoría de los casos- es una de las consecuencias de la pandemia, convirtiendo en obsoleta la antigua forma de vivir la vida antes de pandemia y a su vez dejando un sembrío de optimismo, cambio e incluso en el mejor de los casos, entusiasmo ante una nueva manera de vivir la vida.

Al parecer al momento de afrontar juntos algo tan globalizado como una pandemia, compartiendo miedos y pesares, también se comparten claridades y realizaciones en el proceso de evolución humano.

Es bien sabido también y lo sostiene la tan actualmente en boga física cuántica que todo aquello donde pones tu atención, se expande. Usemos entonces esta fórmula de la física moderna para enfocar nuestra atención en los puntos que podemos rescatar como positivos y que a continuación revisaremos como los más comunes, experimentados por la población durante esta época de pandemia sin importar raza, cultura, nacionalidad ni idioma:

1.Apreciación y valoración de tiempo compartido en familia.

2.Valoración del contacto con la naturaleza, descubriendo los beneficios que esto implica.

3.Descubrimiento de la belleza de lo simple, un paseo al aire libre, leer un buen libro, escuchar música que levante nuestro espíritu: descubrir que existe la vida sin estrés.

4.Interés en mirar hacia dentro: salen a la atención preguntas de trascendencia como: ¿Para qué estoy aquí? ¿Cuál es mi propósito de vida?¿Soy realmente feliz?.

5.Fortalecimiento interno, a través de la identificación de la vulnerabilidad humana, descubrirla y aceptarla nos volvió más fuertes.

6.Descubrimos e integramos en nuestras vidas la importancia de llevar un estilo de vida saludable tomando responsabilidad sobre nuestra salud y bienestar.

Si vivimos bajo la filosofía de que todo lo que sucede, nos guste o no, siempre es por un mayor bien y nos trae un regalo para nuestro crecimiento y lo aceptamos así, encontraremos el aprendizaje. Tratemos de vivir el día a día en búsqueda de lo bueno de cada situación.

Silvia Duart es Spiritual & Life Coach, tiene una Maestría en Psicología Clínica y fundadora de la Fundación F. Duart. Actualmente vive entre España y Ecuador.

9 Comments

  1. LISSETTE CONDE

    Muy bien articulo! Muy necesario!

  2. Lourdes Sánchez de Nieto

    Muy claro y útil. Me gustó mucho.
    Concisa manera de comunicar.

  3. Claro y realista. Te invita a la reflexión, a ser tú propio maestro. Que buena pluma la de Silvia

  4. Manuel L.

    Inspirador y esperanzador.

  5. Cristina

    Excelente artículo, muy necesario en estos tiempos. Muchas gracias.

  6. Excelente artículo!! Muchas gracias!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*