EDITO

4 de septiembre de 1933, la honra del Septembrismo

Por Roberto A. Torricella.

Buen día, compatriotas y amigos.  Gracias por su asistencia a esta celebración de la revolución del 4 de septiembre, Día de las Fuerzas Armadas Constitucionales de Cuba, y muchas gracias por su apoyo individual a la publicación oficial de esta septembrista, la revista Defensa Institucional Cubana.

Quiero hacer llegar, a nombre de esta hermandad cívico militar, un fuerte abrazo y nuestro sincero agradecimiento desde Miami hasta Paris a mi querida amiga Zoé Valdés por su oportuno y muy acertado artículo sobre el 4 de septiembre “LA VERDAD COMO PROMESA” publicado por nuestro buen amigo Demetrio Perez en el Semanario Libre.  Su artículo pueden encontrarlo en el Programa que tienen en sus mesas.

Muchos de nosotros hemos sido heridos por el odio y la envidia que fueron causa de la irreflexión que cegó al cubano en la década de los 50s y trajo la debacle que hoy azota la patria.  Esta es la razón principal por la cual estamos hoy en el exilio. Tristemente, muchos compatriotas metieron el odio y el ego en sus maletas y lo trajeron al exilio y lo siguen usando, contra sus adversarios pero a veces, hasta contra los amigos.  Pero los que hemos sufrido esos embates, repetimos lo siguiente:

 

Quien te lastima, te hace FUERTE

Quien te critica, te hace IMPORTANTE

Quien te envidia, te hace VALIOSO

Quien te desea lo peor, tiene que soportar que te ocurra LO MEJOR.

 

El éxito de este evento y la gran asistencia al mismo es clara evidencia que nos ha ocurrido lo mejor.

Esto se aplica igualmente al Movimiento Septembrista del 33. Muchos repiten que el 4 de septiembre de 1933 fue un golpe de estado dado por el General Fulgencio Batista.  Otros dicen que fue una de las causas precursora del castro-comunismo.  Los primeros por desconocimiento histórico y los segundos para justificar sus desacertadas afiliaciones y acciones.

Esta falsedad, cuando se mira ante la verdad rigurosa de nuestra historia, hace a Batista un líder más FUERTE, más IMPORTANTE y más VALIOSO.  Pero, digan lo que digan, no pueden refutar una gran realidad: el 4 de septiembre trajo avances y progreso para Cuba. El General Batista fue la persona que indiscutiblemente lideró ese movimiento y, unido al grupo que integró la Agrupación Revolucionaria del 33, se dio inicio a una nueva etapa en la historia de Cuba que marcó nuevos y progresivos rumbos para el país.  Todos supimos disfrutarlos. Otros se esmeraron en destruirlos.

Pero el 4 de septiembre de 1933 fue un movimiento multipartidista que produjo una sólida unidad en todas las clases vivas de Cuba, civiles y militares, en busca de un sólo objetivo: LA REIVINDICACIÓN DE LA PATRIA.

Produjo grandes líderes, entre ellos cuatro presidentes y uno que casi pudo haberlo sido, nos dio soberanía total, y nos obsequió con la Constitución de 1940.

Como siempre soñó mi hermano Rubén Batista, celebramos esta fecha, no con fines políticos, sino para rendir homenaje a nuestros patriotas caídos, y también para poner la fecha en su correcto contexto histórico, y para promover la unidad cubana.

¿Por qué no estamos unidos en el exilio?

Señores, “el problema de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes”.  Eso lo vemos en quienes se creen  “líderes” pero su interés de protagonismo y sus enormes egos personales los auto-destruye, no sin antes causar grandes estragos.  Y si éstos ciegos guían a otros ciegos, todos caerán en el hueco.

Recuerden esa famosa expresión que dice: la unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre.

El enemigo ha tenido gran éxito en manipular el exilio usando a sus agentes infiltrados y a muchos que siguen siendo tontos útiles, para fomentar la división entre nosotros y no parece que nos percatemos que el problema cubano no es de ninguno de nosotros en particular.  Es de todos.  El enemigo es UNO, y nosotros también tenemos que ser UNO.

Reunámonos no solo para reunirnos sino para UNIRNOS.

A nosotros nos complace profundamente que esta hermandad septembrista cívico-militar, posiblemente sea la única capaz de convocar esta cantidad apreciable de compatriotas.

Quiero nuevamente expresar mi agradecimiento a muchos amigos y amigas que con su aporte han hecho posible celebrar este acto y han ayudado a la publicación de nuestra revista Defensa Institucional Cubana. Muy en especial, mi reconocimiento y mi agradecimiento a mi querida hermana Carmita Batista por todo su apoyo y consejo que sin él, no estaría yo aquí ante ustedes; a Adriana Cantillo por su ayuda, dedicación y profesionalismo en la preparación de Pergaminos; y a Roger Rojas Lavernia por la exhibición de su galería histórica.

Nuestro agradecimiento a los artistas que hoy nos brindarán su talento, especialmente a nuestra querida Alejandra Cossío del Pino quien ayudó a organizar el programa del que van a disfrutar.

A Elvis Padrón por su apoyo con el sonido y proyección; al amigo Fabiani por tomar el video de este acto que estará disponible para quien lo desee adquirir; y un fuerte y cariñoso abrazo a Rosa María Carreras por su amplia y abierta disposición para ayudarnos en todo lo referente al uso de estos bellos salones y a su amable personal.

En particular agradezco el esfuerzo de los que han venido de fuera solamente para estar con nosotros este 4 de septiembre como:

  • Clara Ortiz, compañera de campañas políticas en Cuba y su hijo Magín, reconocido pintor que sus pinturas hablan por él y por Cuba.  Ellos han venido desde Gran Canaria únicamente para asistir a este evento.
  • El Dr. Andres Cornejo que ha venido desde Mount Prospect, Illinois.
  • Marielena Montesinos Stuart con su esposo y dos hijos desde Naples, Florida y quien nos ha dado la gran noticia de su candidatura para el senado de los EE.UU. en el 2012.
  • El gran amigo Jorge Clark, Presidente de la Junta Cívico Militar, que a última hora se ha visto impedido de venir desde Lancaster, California, por cuestiones de salud.
  • Agradezco el gran esfuerzo que trató de hacer mi gran amigo el Comandante Armando Acosta para trasladarse desde Merritt Island a Miami.  Armando es uno de los fundadores sobrevivientes de la revista Defensa Institucional Cubana, fundada en Méjico en 1959, y es quien nos dio el visto bueno y apoyo moral para reactivar su publicación nuevamente.
  • Romelia y Francisco Pérez Clausell, hijos del Tte. Coronel Francisco Pérez Clausell, que vienen de Tampa.
  • Y otros que nos acompañan provenientes de otros distantes lugares.

Nuestro profundo agradecimiento a todos.

Palabras pronunciadas en Miami por el Sr. Roberto A. Torricella, organizador del banquete conmemorativo del 4 de septiembre, durante la celebración del 4 de septiembre del 2011.

 

2 Comments

  1. Pedro P Arencibia Cardoso

    Hola Zoé

    Este es el enlace del post que publiqué hoy en Baracutey Cubano sobre el 4 de septiembre de 1933. https://baracuteycubano.blogspot.com/2022/09/sobre-la-revolucion-del-4-de-septiembre.html

  2. Pedro P Arencibia Cardoso

    Enlace del post Primera Presidencia de Cuba del Dr. Ramón Grau San Martín con un gobierno de 127 días inconstitucional, no democraticamente elegido por el pueblo, que no aseguró paz y estabilidad

    http://baracuteycubano.blogspot.com/2019/09/primera-presidencia-de-cuba-del-dr.html
    Con tu permiso agregaré al post del 4 de septiembre este escrito de Roberto Torricella

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*