Plagio de Proyectos en el exilio, la nueva costumbre de opositores y líderes de la internet que al final le sirven a la dictadura cubana

 

Por Rogelio Enrique Bolufé Izquierdo*.

 

La tiranía castro-canelista ha exportado no solo la ignorancia hacia Miami, sino que luego de silenciar las voces serias del anticastrismo, se han encargado de crear en el exilio el mismo método de control utilizado por la Seguridad del Estado, utilizando el escenario artificial de un falso liderazgo político y mediático que casi siempre apela a la nostalgia como factor clave para mantener la dependencia con lo que esa propia dictadura se encargó de forjar.

Si en Cuba teníamos un Granma, en Miami tenemos a CiberCuba y otros medios digitales como ADN, Cubita Now, Cubanos por el Mundo y otras, que son imagen y semejanza de esa línea editorial dictada desde Punto Cero, que se encarga de condicionar la opinión del exiliado con informaciones que, por lo general, son las que se quieren escuchar de este lado del charco. Una simple hojeada a los archivos de estos medios servirán para entender cómo cambian el discurso convirtiendo lo absurdo en válido. Como siempre hace la Inteligencia, Cibercuba no fue al grano, sino que como una semilla amable fue germinando hasta su cambio radical. Primero se lanzaron como agregador de noticas cubanas que ganaron la atención criticando al régimen, pero de un tiempo a esta parte se volvieron antitrumpistas y en pro de una serie de líderes fabricados que en sus plataformas sugieren de un modo u otro el diálogo con el castro-canelismo. Un medio encargado de dar cabida al nuevo exilio y ridiculizar o silenciar a los que no aceptamos las nuevas normativas.

De igual forma, en este nuevo escenario político del sur de la Florida la tiranía no solo se ha encargado de crear el escenario, sino de colocar y manejar a los líderes políticos que nos representan,  creando una falsa idea de ser republicanos que  en algún momento se  pronuncian contra el castrismo, pero que en el fondo sirven y se suman a intereses políticos dirigidos a quitar todo lo que estorbe en esta nueva intensión de diálogo  con el régimen de La Habana , tal y como ha sucedido con el expresidente Trump. María Elvira Salazar es el perfecto ejemplo, una demócrata de toda la vida ahora jugando a ser republicana cuando todos sabemos de su pasado con el régimen y sus vínculos con altos dirigentes castristas como el ex canciller Ricardo Alarcón de Quezada. A sus electores se les ha olvidado todo lo anterior y debido a la ausencia de memoria histórica, seguirán votando por ella.

Lo peor de este comportamiento en el sur de la Florida es que tanto políticos cubanoamericanos como medios convencionales y alternativos se unen en bloque para inclinar la balanza hacia un único lado donde cualquier voz alternativa, propuesta diferente o líder del exilio histórico que alerte sobre este complot es excluido y entonces asesinar la credibilidad de todo aquello que no vaya en sintonía con ellos.

Esto ha venido ocurriendo con demasiada frecuencia. Cuentan con esas legiones de ignorantes e influencer sin el mas mínimo conocimiento de los valores patrios pero que andan como buitres cazando ideas para hacerlas suyas porque su capacidad de creatividad es limitadísima por no decir nula

¿Y qué está ocurriendo? Pues que las iniciativas que desde el exilio pueden dar resultados dentro de Cuba, tienden primero a silenciarse, luego las copian o las duplican y las viralizan con un sentido diametralmente opuesto a las que habían sido planteadas al principio. Casi siempre ha ocurrido así. Tanto influencers como Otaola, Ana Olema, Liu Santiesteban, Chucho del Chucho, Ultra y un sin número más, así como opositores en el extranjero como Eliecer Ávila y Rosa María Payá, se encargan de plagiar estas iniciativas y asumirlas como propias, pero con un sentido dirigido a puntos específicos:  a su fracaso o descrédito o a favorecer indirectamente a la tiranía en lo político como en lo financiero. Esto ha venido ocurriendo desde hace unos años con varios proyectos opositores tanto del movimiento que presido, Nueva Nación Cubana (NNC) como de los de otros compatriotas.

Este tipo de contramedidas de la seguridad del estado cubana ocurrió con dos proyectos nuestros lanzados en el 2019 casi al mismo tiempo. Uno de ellos fue el proyecto Clandestino que consistía en colocar mensajes martianos sobre la libertad tanto en redes como con en varios lugares de la isla, pero sistematizarlos para mover conciencias sobre todo de quienes lo leyeran. El mensaje se había propuesto centrarlos en esos pensamientos martianos que la tiranía se ha cuidado mucho de no darles espacio porque irían contra su propia esencia dictatorial y anti martiana.

Un proyecto de esa magnitud NO encontró absolutamente ninguna repercusión hasta que Ana Olema con el apoyo de Alexander Otaola y Liu Santisteban, lo plagiaron y viralizaron su versión Clandestino, pero con una propuesta que encontró el rechazo de los cubanos de allá y de acá porque se trataba de ultrajar la figura de Martí, derramándole pintura roja a sus bustos públicos de varias zonas del país. Todo finalizó cuando la Seguridad del Estado capturó a uno de los organizadores que declaró en público que era pagado desde Miami por Ana Olema. Resultado: Lo que pudo ser un proyecto movilizador de conciencia lo plagiaron hasta matarlo con el propio rechazo de los patriotas de ambos lados, pero mayormente del verdadero exilio histórico

Ese mismo año NNC ideó la Operación Retorno en la cual planteábamos que, si Cuba era de los cubanos y que, debido al desespero de la Tiranía por las medidas aplicadas por Trump, La Habana estaba hablando de que los cubanos en el extranjero deberíamos invertir en la isla, decidimos iniciar un proceso de organización para iniciar un proceso de regreso a la patria de manera unísona.  La idea era lograr que, si al menos un millón de cubanos en la diáspora junto a sus familiares decidíamos regresar en un lapso de pocos días, quizás una semana, la tiranía sencillamente tendría un problema que no podría controlar ni mucho menos reprimir. Algo parecido a lo sucedido en las dos Alemanias cuando finalmente hubo que derribar el muro debido a la presión popular concentrada en ambos lados del cerco.

El ejército cubano y la policía no tienen tantos efectivos para controlar a toda esa cantidad de cubanos que empiecen a manifestarse en las calles cubanas. Sin embargo, tras una orden de Cuba, La Operación Retorno comenzó a ser atacada por ese ejercito virtual de las redes que son activadas desde la Habana, pero curiosamente en unas semanas el mismo proyecto era retomado por el líder de Somos Más, Eliecer Ávila, quien utilizó al biólogo Ariel Urquiola para que lo plantease en la ONU donde hizo un total ridículo. Anteriormente, en julio del 2020 el sitio 14 y Medio (enlace aquí) ya daba a Urquiola como autor del proyecto cuando nosotros llevamos más de dos años organizándolo de otra manera.

Tras el fracaso de Urquiola, Eliecer Ávila intentó retomarlo en Miami lanzando una convocatoria para ese regreso en embarcaciones desde Miami lo cual no pasó de ser otro circo más sin ningún fundamento creativo.  En un plumazo un proyecto que pudo generar un movimiento genuino desde todo el planeta hacia Cuba y de un modo pacífico, fue plagiado por estos agentes de conveniencia para asesinarlos y ridiculizarlos en tanto la tiranía los utilizaba nuevamente para su propaganda culpatoria del verdadero exilio de Miami.

Para quien conoce los métodos de la Inteligencia Militar, no hay mejor efecto que plagiar una idea, reacomodarla hacia el ridículo y luego desacreditarla. Y esto es lo que vienen haciendo estos influencer y líderes de la oposición que al final tienen en común mantener un protagonismo a través de los medios convencionales y alternativos de los cuales reciben todo el respaldo del mundo, incluido el de políticos cubanoamericanos de todos los niveles.

Desde mediados del 2020 nuestro movimiento NNC se dio a la tarea de organizar lo que llamamos Última Marcha, Última La Cola de la Libertad y como tal y como ha ocurrido con los anteriormente citados, hace solo unos días el sitio Cibercuba instruyó  a su reportera en La Habana, Iliana Hernández, para relanzar el plagio de este proyecto mutilándole el nombre para dejarlo en Última Cola por la Libertad , el cual fue inmediatamente rebotado tal y como ya esperábamos , recibiendo todo el apoyo mediático de estos brazos propagandísticos directos o indirectos de la Tiranía.

Esta nueva versión plagiada Última La Cola de la Libertad, fue abrazada sin dilación por el Movimiento San Isidro, que ni corto ni perezoso la ha aprovechado como campaña de solicitud de dinero al exilio para apoyar a artistas independientes en sus acciones que no son otras que pedirle a Canel que destituyan al ministro de la Cultura, bajar el precio de los productos, y liberar a algunos presos. Es decir, enviar dinero desde el exilio para financiar a un grupo que está pidiendo diálogo y que no exige el cambio de gobierno y la aplicación de elecciones libres. Una forma más de diálogo reducido a la solicitud de migajas, pero sin que el tirano caiga por su propio peso.

La lectura de este nuevo show, que repito ha sido un plagio barato y bizarro de una propuesta del mismo nombre que ya habíamos ideado en NNC, es la que siempre ocurre. La Tiranía necesita financiarse y necesita dinero ya sea con el envío de contenedores de alimentos supuestamente enviados por Cuba Decide como ahora a través del apoyo del exilio al Movimiento San Isidro o a quienes se sumen a La Última Cola. Acciones sostenidas por la desesperación del cubano pero que solo llegan a ser poseídas por la tiranía.

¿Como terminará esta última cola? Como siempre terminan estos proyectos, enviando a ingenuos e inocentes a lo que yo llamo la fábrica de presos, a la represión de la tiranía mientras los líderes de estas locuras absurdas al final siguen caminando por las calles de La Habana luego de pasar unas horas supuestamente encarcelados por el G2. Líderes y cabecillas que reciben Grants de EEUU y que al final son especies de cajeros automáticos de los cuales se sirve la dictadura. Es un llamado de la Tiranía para que le envíes dinero y para ellos ejercitarse una vez más en reprimir y darle palos al pueblo cubano.

Semejante juego es antipatriótico, anticubano, anti nación y miserable. El que aporte dinero no es más que un mercenario porque apoyar a quien quiere dialogar con un tirano es en sí fortalecer a esa tiranía. En NNC sostenemos que el diálogo sin conceptos es una defensa del absurdo tomado como razonable que lo único que se hace es entronizar la Dictadura y darle una continuidad que será eterna si no se rompe ese círculo vicioso de responder a intereses mezquinos sin pensar en juntarnos en un fin común que tiene que ver solo con la libertad y nuestros derechos como cubanos

Si analizamos los dos escenarios cubanos, el de allá y el de acá, llevamos 60 años entre marchas y consignas. Allá y acá un mismo modo de entretenimiento populista que nada aporta al cambio.  En estos últimos años para cualquier estupidez se convoca una marcha en el exilio que al final se vuelve protagonismos y entronización de la propia tiranía que sirven solo para dejar el registro para la solicitud de los Grants al gobierno de EE UU o para darle a la dictadura de La Habana toda la pauta para seguir validándose mientras señala al mundo a ese grupo de cubanos que solo sabe ser patéticos y ruidosos. Y un modo de lograrlo es plagiar iniciativas e ideas, robarlas, modificarlas, reducirlas y al final sepultarlas. Muy buen servicio que les están haciendo al castrismo.

 

Rogelio Enrique Bolufé Izquierdo es exoficial de Inteligencia de Cuba. Creador del Departamento Cero del MININT y actualmente exiliado en EE UU. Dirige el Movimiento Nueva Nación Cubana con el cargo de Comandante en Jefe.

 

5 Comments

  1. Pingback: Plagio de Proyectos en el exilio, la nueva costumbre de opositores y líderes de la internet que al final le sirven a la dictadura cubana – – Zoé Valdés

  2. Fernando Hidalgo

    Muy interesante todo esto por eso no avanzamos

  3. Idalmis

    Excelente

  4. A prescindir de los titulos que no me agradan pero la honestidad siempre es bienvenida, siempre he pensado lo mismo la oposicion disidencia,performanceros e influenciadores de nada, son un bancomat para la dictadura y eso esta mas que claro por eso desde tiempos inmemorables siempre dije: no remesas, no viajes, no recargas nada de nada solo medicinas por humanidad el cubano tiene que aprender a luchar su yuca , hacer proselitismo y no esperar jamas que un presidente americano haga nada, asi estan las cosas y no me vengan con llantenes de tiia, abuelita y los 15 de Florita

  5. María Abich

    REBI Certero comentario! Estamos luchando contra un dragón de 7 cabezas! Next Step?
    Es cierto que cada movimiento termina totalmente descabezado e infiltrado!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*